martes, 15 de marzo de 2011

SNICKERDOODLES



Soy poco aficionada a la cocina internacional así que el concurso que propuso el blog Carrot Cake me dió pie para buscar alguna receta de repostería de Estados Unidos.



He elegido unas galletas de difícil nombre pero que están ricas, ricas.
Llevan una cobertura de azúcar y canela para chuparse los dedos...si te gusta la canela, claro.

La receta (a la que he hecho algunos cambios)la encontré en el blog  DeNIKAtessen ; me ha encantado, tiene una repostería de lujo.





 Wikipedia nos explica así de bien algo sobre  estas galletas:

Las snickerdoodles son un tipo de galletas de azúcar hechas con crémor tártaro y bicarbonato de sodio, rebozadas en azúcar y canela. Aunque en las recetas modernas, se utiliza la levadura química en lugar del crémor tártaro y el bicarbonato de sodio.

Son muy fáciles de hacer y se conservan muy bien durante varios días. Se caracterizan por tener la superficie agrietada y pueden ser crujientes o blandas según el gusto y el tiempo de horneado. Las bolas de masa rebozadas en canela y azúcar pueden ser aplastadas y decoradas con un tenedor (quedarán unas galletas finas y crujientes) o bien pueden dejarse intactas para que se fundan dentro del horno (quedarán unas galletas gruesas y tiernas). Existen muchas variantes para esta antigua receta y muchas preferencias en cuanto a su textura, pero todas conducen a una riquísima galleta de nombre extraño.


Hay muchas teorías al respecto del origen de su extraño nombre que van desde un posible origen germánico (Schneckennudeln) hasta la mera anécdota (un héroe de principios de 1900 llamado Snickerdoodle), pasando por una tradición de la región norteamericana de New England que consistía en poner nombre divertidos a las galletas.


La receta

55 grs. de mantequilla a temperatura ambiente
150 grs. de azúcar blanco
½ cucharilla de extracto natural de vainilla
1 huevo mediano
170 grs. de harina de trigo común
½ cucharilla de levadura química
una pizca de sal

Para rebozar:

2 cucharadas de azúcar blanco
2 cucharadas de canela de Ceilán en polvo (la mia era normal)

Preparación en Thermomix 21

Glasear el azúcar velocidad progresiva , 30 segundos.
Añadir la mantequilla a temperatura ambiente y mezclar durante un minuto.
Añadir el huevo y la vainilla y mezclar 30 segundos a v.3
Añadir la harina, la levadura y la sal y mezclar 20 segundos a v.6.

Precalentar el horno a 180º.
Formar bolitas con la mano y rebozar en el azúcar mezclada con canela que habremos puesto en un plato.
Aplastar las bolitas y hornear 15 minutos a 180º.
Dejar enfriar.




Dedicadas a Tania .Me temo que el secreto va a durar ya poco.Un besazo.

23 comentarios:

  1. Me rechiflan Angeles ¡¡¡

    No conocía esta receta y ya mismo me la he apuntado porque me parecen unas galletinas deliciosas con esa cobertura de canela y azúcar.

    El único inconveniente que les encuentro que seguro que no puedo comerme una sola sin estar pensando en la siguiente jaja....me equivoco?....

    Mucha suerte en el concurso.

    Besinos, buena tarde.

    ResponderEliminar
  2. Yo tampoco conocía la receta yme han encantado, tienen una pinta maravillosa. Las fotos también preciosas.
    Muchas gracias.
    Suerte en el concurso.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Me han encantado, oye y qué lujo de puesta en escena, una maravilla. Un besote y suerte !!!

    ResponderEliminar
  4. Muchísimas gracias Ángeles! Cómo me ha prestado tu participación, que grata sorpresa, no me lo esparaba!!! :)

    Me has dejado enamorada de tus snickerdoodles, jamás había oído hablar de ellos, pero después de leer tu post y sobretodo viendo esas fotos tan maravillosas (como me gusta tu plato de sandía!) pues tengo ya unas ganas de probarlos infinitas. Adoro la canela, le da un toque a los dulces tan rico. Es que saben siempre como recién horneados, porque huele tan bien la casa cuando estás preparando algún dulce con canela, que cuando te lo comes, te evoca aquellos aromas...

    Me ha encantado tu aportación! Y pienso prepararlos muy pronto, de momento me repito el nombre un par de veces, que tiene telita sí jajaja :)

    Te han quedado espectaculares.

    Espero que hayas disfrutado con el concurso, yo creo sí, sobretodo zampándote esas galletas tan apetitosas!!!

    Ya colgué la foto en Flickr:
    http://www.flickr.com/photos/mysweetcarrotcake/

    Un besote enorme!

    ResponderEliminar
  5. Ohhhhhhhhh...3 gallifantes te has ganado!

    ResponderEliminar
  6. he leido secreto??? que secretooooooooo jajajaja
    Me puedo llevar un par de galletuchis? porfa porfa.....sii? bieeeeennn pues a merendar toca!

    ResponderEliminar
  7. Mira que he estado atenta para ser la prime en morder esas ricas galletas porque claro se llaman galletas, las galletas del bonito plato de sandía!
    ala! solucionado el único problema que tienen.
    Además has dado en el clavo de lleno, sus favoritas son las que llevan o chocolate o canela.
    besssssssssos y suerte en el concurso.

    ResponderEliminar
  8. Hola Angeles¡¡¡ Vengo a agradecerte tu visita y tus bonitas palabras y me encuentro con estas impronunciables aunque ricos bocados¡¡¡ Por cierto riquisimo tambine el pollo "pijo"¡¡¡ Besos y gracias por visitarme¡¡¡ Ahhh y SUERTE¡¡¡

    ResponderEliminar
  9. Estáis que os salís hoy con los comentarios :)))
    Graciasssss!!!
    No os contesto uno por uno porque se haría interminable.

    Manu, qué curiosillo eres!El secreto es este blog que hay mucha gente cercana a mi a la que no le he dicho nada y hoy se lo he confesado a Tania , una compi de trabajo.

    Besotes a tod@s.

    ResponderEliminar
  10. Thermo, me encanta tu idea, voy a rebautizar el nombre de las galletas , así nos entendemos todos en cristiano.

    Carrot Cake me ha encantado participar e investigar porque no tenía ni idea de lo que podía hacer , además llegando la última ya estaba todo hecho.

    Más besos.

    ResponderEliminar
  11. Las puedes llamar "las impronunciables", jajajaj.
    El nombre es difícil supongo que tan difícil como olvidar el precioso aspecto que tienen.
    Enhorabuena.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Con azúcar y canela dices que van rebozadas pues estas galletas son una gran tentación.
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Me gusta muchísimo tanto la receta como la explicación! lo de la canela de Ceilán es total! jajaja conocía el té pero no la canela!

    Tengo un bote de cremor tártaro que compré como si se fuera a acabar el mundo y jamás lo he usado... exactamente para qué se utiliza??

    Bueno, decirte que me llevo un par de galletitas para la leche, vale??

    besos guapa

    ResponderEliminar
  14. Estoy absolutamente impresionada... "un blog sencillito", me dice esta mañana!!!... paseo habitualmente por blogs de cocina y resulta que Ángeles, la profe de la clase del primer piso, tiene uno de Primerisima fila. Nadie lo sabe, pero claro, yo no sé si voy a poder callarme...esto hay que verlo!!! ya me parecia que los canutillos de crema de naranja y los bizcochitos de mango eran un nivel muy avanzado para manos inexpertas. A partir de ahora te prometo fidelidad. Mil gracias por el blog, por el secreto (lo guardo... o eso creo), por la dedicatoria y por el/la Ángel(es) que hoy descubro. Besosssss

    ResponderEliminar
  15. EStas galletas me parecen fantásticas, y me han tentado a que te les copie, pero con la versión del cremor tàrtaro, ya que tengo y hay que darle salida, muchas gràcies y mucha suerte. Petonets

    ResponderEliminar
  16. Tania me has hecho llorar y todo.
    Creo que el secreto de año y medio va siendo hora de destaparlo pero me da tanta vergüenza...
    Mañana te daré un abrazo grande, grandísimo.
    Y ahora un besazo.

    ResponderEliminar
  17. Las probé en una ocasión y me gustaron mucho.
    Yo soy aficionada a la cocina internacional pero a la americana nada de nada, aunque algunos postres se salvan.
    Suerte!

    ResponderEliminar
  18. asj nunca he usado el cremor tártaro: He leído alguna receta que lo usa como estabilizante de natas y para las cremas base de halados para que no cristalicen o como ayudante del fermento para las masas.Será cuestión de que encuentres alguna receta porque yo no te sabría decir cantidades.

    Te puedes llevar las galletas que quieras, faltaría más.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Son riquísimas. Las conozco de Estados Unidos, son típicas neoyorkinas y te han quedado que ni pintadas.

    Besos,
    Nikk

    ResponderEliminar
  20. ¡Por Dios, qué galletas!. Me las comía todas, todas.
    Estas galletas no deben guardarse en secreto, no... jejeje.
    Gracias por tus palabras en mi blog.
    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
  21. No pretendo dar envidia al personal, pero ayer saboreé la deliciosas SNICKERDOODLES que amablemente Ángeles me llevó. Buenísimas, buenísimas, buenísimas.Muchas gracias.Esto de tener una compañera con un blog de este nivel va a ser genial. Mil besos.

    ResponderEliminar
  22. Nikk, neoyorquinas, gracias, porque no lo sabía.

    Morguix las galletas no, claro que no y lo otro cada vez menos.Gracias a ti.

    Tania pero ahora tienes que hacerlas tú para que tus niños se relaman con ellas.

    Besazos a todas.

    ResponderEliminar
  23. Doy fé de que estas galletas son una delicia. Supondrás que nos gusta la canela, claro, je je. Las hice hace un tiempo, y la fecha a que estamos que aún no las he publicado en el blog.

    Un beso y feliz gran fin de semana.

    ResponderEliminar

Agradezco tu tiempo y tus palabras