sábado, 19 de marzo de 2011

ALBÓNDIGAS SUECAS

¿Quién podría escribir o contar algún rasgo de la gastronomía sueca?
Yo no , desde luego, pero puedo resumiros alguna cosillas que Jamie Oliver (otra vez, sí) nos cuenta en su libro Las escapadas de Jamie:
  • La cocina sueca es de sabores límpios y refinados.
  • Sus largos y duros inviernos hacen que sea un pueblo que sabe conservar sus alimentos a base de encurtidos y ahumados.
  • La cocina sueca se ha beneficiado del papel que el país ha ejercido en la historia del comercio de las especias y ha sabido combinar aromas de lugares lejanos con los ingredientes naturales de su medio .
  • Suecia es el  segundo mayor consumidor de café del mundo sólo aventajado por Finlandia; esta cultura del café hace que en la mayoría de establecimientos de café se ofrezcan toda clase de pastelitos y panes. 



La receta que hoy nos ocupa es mundialmente famosa desde que Ikea se ha establecido en medio mundo y aunque no las hayamos probado, como es mi caso, de algo nos suenan.
Así que en cuanto vi la receta en el libro me lancé al ataque.

Ingredientes
Para las albóndigas
600 gr. de carne picada (mitad cerdo, mitad ternera)
un huevo
100 ml de leche
75 gr. de pan rallado
sal
pimienta negra
pimienta de Jamaica
perejil
aceite

Para la salsa
el zumo de medio limón
300 ml de caldo
una cucharada de harina
60 ml de nata (yo usé leche)
un bote de salsa de arándanos ( la encuentro en Hipercor)

Preparación de las albóndigas
Mezclar las carnes, salarla y ponerle las  hierbas y la pimienta de Jamaica (si es en bolitas machacarlas antes).
Poner la carne en un cuenco grande añadir el huevo , la leche y el pan rallado y mezclar muy bien.
Hacer las albóndigas y freírlas,
La receta no lo dice pero yo enhariné un poco las albóndigas antes de freirlas.

Preparación de la salsa
En una sartén poner un poco de aceite (yo lo pongo límpio) y rehogar la cucharada de harina, , añadir el zumo del medio limón y dos cucharadas de la salsa de arándanos, remover.
Añadir la nata o leche, sal y pimienta.
Meter las albóndigas dentro de la salsa y dejar cocer unos diez minutos.

A la hora de servir añadir al plato una cucharada de salsa de arándanos.
Se pueden acompañar con un puré de patatas o como es mi casa con unas patatas con hierbas hechas al vapor.




¿Se parecen a las de Ikea?
Pues vosotros diréis porque yo nunca las ví ni las comí allí .
 Las de mi casa estaban buenísimas.

19 comentarios:

  1. A mi me encantan las albóndigas de Ikea, así es que estas hechas en casa y con esta pinta, tienen que ser la bomba!!
    Besos,
    Nasy

    ResponderEliminar
  2. Pues yo no sé si se parecen a las albóndigas del Ikea porque nunca las he comido ni allí ni en casa, porque sé que las venden congeladas. Pero de las tuyas me comía unas cuantas, porque con la salsa de arándanos tienen que estar más que deliciosas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Que delicia,me llevo la receta sin dudar tienen que ser una delicatessen y son muy originales con la salsa de arándanos.
    Buen fin de semana y mil besitos cielo.

    ResponderEliminar
  4. Nunca las probée en Ikea porque no voy jamás, creo que tampoco se me ocurriría comer allí... pero las tuyas tiene un aspecto estupendo con esa salsa!

    ResponderEliminar
  5. Yo te puedo decir algo sobre la gastronomía sueca porque estuve alli en dos ocasiones: aburrida, monótona y muy cara... la culpa no es suya, es que disponen de pocos ingredientes, ahora por supuesto tiene de todo como en cualquier sitio pero su gastronomía viene de atrás y está claro que nunca estará entre las primeras. Por otro lado tienen algunas cosas muy buenas para mi gusto como los panes ya que me encanta el pan de centeno, la salsa de arándanos... los guisos de reno y oso que a mí me da mucha pena comerlos por otra parte... y poco más. De todas maneras tienen cosas fabulosas como su educación a todos los niveles y su calidad de vida, algo que nosotros jamás alcanzaremos al paso que vamos...

    ResponderEliminar
  6. Que sabrosas tienen que estar estas albondigas y mas a mas con estas patatitas...hmmmm!!!

    ResponderEliminar
  7. Pues yo sí he probado las de Ikea, pero he de decirte que tienen muchísima mejor pinta las tuyas, guapa. Y con salsa de arándanos, ni te cuento.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  8. Pues yo no te puedo decir nada de la gastronomía, las albóndigas si las comí un día y no era para tanto.
    Ahora las tuyas, que buenas! esa salsa la tengo que comprar y el cofre de vapor y ....
    Uff que cosa más rica!
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Gracias por vuestros comentarios.

    Salomé te agradezco que nos contaras algo de la gastronomía sueca y de sus gentes; nosotros muy europeos pero nos puede el carácter latino , qué le vamos a hacer.

    Besos a todas.

    ResponderEliminar
  10. Tienes razon en lo que cuentas de los Suecos J.OLIVER ..su libro dice mucho mas, lo tengo Les encantan las albondigasen todos los lugares de comidas ..las tienen . estas te han salido increiblemente deliciosas ..las fotos lo dicen todo ..bssssMARIMI

    ResponderEliminar
  11. Con esa salsa tienen que estar riquísimas, qué buenaaass..
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Una de mis primas estuvo recientemente en ese pais y vino maravillada de la buena calidad de vida que tenían alli y lo cívica que es la gente. Me comentaba que tenían mantitas en las terrazas de los restaurantes para que se taparan los clientes mientras tomaban un café por si tenían frio y cuando terminaban dejaban la mantita doblada sobre la silla y se iban. Te imaginas eso aqui ?....Desaparecerían a los dos minutos.

    Las albóndigas están exquisitas, viendo las fotos apetece probarlas al instante y leyendo en sus ingredientes esa salsina de arándanos ya me tienta a la primera de cambio ;)

    Besinos.

    ResponderEliminar
  13. Estupendas albondigas, muy buena imagen que vale, como dicen, más que mil palabra, lo que me ha encantado también es la salsa, tienen que estar exquisitas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Hace mucho que las probé en Ikea. No me gustaron, un poco prefabricadas. Pero el salmón que preparan con una salsa amarilla, a mí sí que me gusta... no todo es malo.
    Las tuyas seguro que no tienen nada que ver con ellas ¡me encantan las albóndigas! y las de esta foto más. gracias y besos guapa.

    ResponderEliminar
  15. Uy, Tania , habrá que investigar lo de la salsa amarilla...me suena que pueda ser crema de guisantes.

    Chicas gracias a todas por vuestras aportaciones, sois geniales.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Pues no sé si se parecen a las de ikea, pero yo estoy segura de que las tuyas son mucho mejores. Mejor colorcito tienen, eso te lo aseguro.
    Un besoteeeeee

    ResponderEliminar
  17. Hola Ángeles,

    Yo tampoco he probado nunca las albóndigas de Ikea pero también había oído hablar mucho de ellas y cuando vi la receta en el libro de Jaimie también me llamaron la atención. Y si ahora tu me dices que están muy ricas, las tengo que probar seguro. Desde luego las tuyas tienen una pinta impresionante.

    Un besito,

    Sacer

    ResponderEliminar
  18. Laube, estoy tentada a ir un día a Ikea y probarlas sólo para decir...las mias mejores, je,je.
    Un besito.

    Sacer si te gusta la mezcla del limón con la salsa de arándanos te chuparás los dedos y también me ha gustado lo de añadir el chorrito de leche a la carne, yo nunca lo hacía, le da una jugosidad tremenda.
    Un beso guapa.

    ResponderEliminar
  19. Todo el mundo alaba las de Ikea. Yo esas no las he probado, pero estuve en Suecia hace años y todo lo que comí me dejó alucinada. Ahora, colesterol para parar un carro. Yo creo que tu receta es más sana. Y seguro que están riquísimas.

    Besos,
    Nikk

    ResponderEliminar

Agradezco tu tiempo y tus palabras