jueves, 10 de marzo de 2011

PECHUGAS DE POLLO A LA PARMESANA Y JAMIE OLIVER



Soy consciente de que hablar de Jaime Oliver puede provocar reacciones encontradas de amor-odio; para no ser tan drástica: opiniones del tipo” me encanta, me parece un chapucero”; yo estoy en el primer grupo.


Pero el alegato de hoy no sólo se basa en su forma de trabajar y su apego a la dieta mediterránea si no por la cruzada que mantiene en Inglaterra contra la comida basura.

En 2005 Jamie lideró una campaña para mejorar la calidad de los menús en los centros educativos británicos y, gracias a la campaña ”Feed Me Better” (Aliméntame Mejor), el gobierno se vio obligado a instaurar un cambio radical en su política con respecto a los comedores escolares, a aumentar los fondos dedicados a ellos y a ofrecer menús renovados y más nutritivos en todas las escuelas.

Otras de las grandes campañas de Jaime tuvo lugar en 2008 en Rotherham, al norte de Inglaterra y fue la de su nuevo Ministry of Food (Ministerio de Alimentación).

En su libro Escuela de cocina , nos explica su funcionamiento y su actualización a los tiempos actuales a través de la campaña Pásalo.




Durante la Primera guerra Mundial, la escasez terrible de alimentos significó que mucha gente padeció de malnutrición; cuando se declaró la Segunda guerra Mundial, el gobierno británico , se dio cuenta de que tenía que poner algo ingenioso para evitar una situación semejante y puso en marcha el Ministry of Food para asegurarse de que hubiera suficientes alimentos y , de aquí, lo novedoso, para educar a la población sobre la alimentación y la nutrición.

El Minitry of Food se hacía siempre presente en las fábricas , en las tiendas, en los clubs de caballeros y lo hizo mediante un proceso sencillísimo: movilizó a miles de mujeres que podían cocinar y las envió a recorrer todo el país para proporcionar ayuda y consejos a la población; de esta forma la gente aprendió a aprovechar sus raciones de comida para comer mejor y, por tanto, a vivir mejor.

Así pues, Jaime puso en marcha en Rotherham su particular Ministry of Food ; organizó demostraciones de cocina en la ciudad junto con clases más reducidas en las que pedía a los asistentes que enseñaran las recetas que habían aprendido, al menos, a dos personas más. Logró un grupo de personas fieles y dedicadas a la causa que fueron por fábricas y centros de trabajo llevando a cabo la campaña Pásalo y tratando de cambiar la mentalidad de la población en cuanto a su alimentación y la de sus familias.

Las recetas y explicación de la campaña de Jaime Oliver está plasmada en el libro Ministry of Food.Escuela de cocina del que he extraído esta información.

Todas las recetas se basan en la sencillez pero , no por ello, dejan de tener calidad y unos productos de mercado realmente fantásticos y tienen como finalidad enseñar a cocinar a personas que nunca se han metido en los fogones


Y ahora la primera receta de este libro, que no será la última, la pena , es que otra vez , sólo estará en mi casa,durante un mes y luego volverá a las estanterías de la biblioteca pública.

La receta

PECHUGAS DE POLLO A LA PARMESANA CON UN JAMÓN CRUJIENTE DE LO MÁS PIJO( sic)



Una pechuga de pollo
Jamón (2 lonchas por cada filete)
Queso Parmesano(yo usé medio paquete del que ya viene rallado)
Tomillo
Limón
Aceite
Sal
Pimienta




Cortar la pechuga de pollo en filetes no muy finos.
Salpimentar ligerísimamente porque el jamón y el queso le van a aportar sal.
Espolvorear el tomillo sobre las pechugas y rallar sobre él cáscara de limón.
Distribuír sobre las pechugas el queso parmesano rallado.
Colocar encima las lonchas de jamón.
Ahora viene el toque Oliver característico: cubrir  los filetes con papel flim y golpearlas  con el fondo de una sartén para que se aplasten y la cobertura que hemos puesto quede bien fijada.
En una sartén poner un chorrito de aceite y hacer las pechugas con el lado del jamón hacia abajo ; dejar minuto y medio por cada lado.
Al servir las pechugas exprimir un poco de limón sobre ellas.

Gracias si habéis llegado hasta aquí.

18 comentarios:

  1. a mi me gusta Jamie Oliver, en Canal Cocina ponían sus recetas y el tío es la leche, además que sus recetas siempre parecen ser estupendas. Estas pechugas se ven bien ricas. Tú aprovéchate del libro mientras lo tengas

    ResponderEliminar
  2. Me encanta Jamie, mi madre no lo soporta, dice que es un "marrano", todo el día con las manos metidas dentro de lo que hace... ;-)
    Sinceramente pongo en valor su trabajo, pero creo que sus restaurantes dejan mucho que desear, no he estado en su casa en Londres, pero no hace mucho, en Frankfurt, tenía un restaurante itinerante que llevaba por diferentes ciudades europeas, él mismo estaba allí, y la verdad es que la comida era horrible, e hipercara!!!
    Esta receta me ha gustado mucho, tengo todos sus libros, la verdad ees que me entretienen mucho sus programas, y él es tan majete... has escuchado que la reina quiere hacerlo Sir?

    ResponderEliminar
  3. Ángeles de las mejores entradas que te he visto por no decir la mejor.
    Opino como tú, odio-amor amor-odio, me quedo con amor-amor, me gusta y mucho!
    El libro una joya y tu plato otra, te ha quedado con una pinta tremenda, nada que envidiar al de Oliver.
    Bravo Ángeles, bravo!
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Bueno chicas...de momento vamos ganando, menos el voto de la madre de Isabel :)

    Thermo que me sacas los colores.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Purs yo me quedo en la postura que este chico ni fú ni fá, no me disgusta pero tampoco me enamora, el plato si que se ve bien rico.Besos.

    ResponderEliminar
  6. Las pechugas tienen una pinta excelente.
    A Jamie Oliver me produce una sensación extraña. Por una parte creo que es un buen cocinero, por otra algunas veces parece de todo menos profesional, y en ocasiones me encandila ver como casi de la nada hace un maravilloso plato.
    Lo que tú dices sentimientos encontrados.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Confieso que nunca he comido nada de Jamie Oliver, pero he visto sus programas de cocina y me encanta esa sensualidad de imprime a su relación con la comida, el uso de las manos para tocar y acariciar los ingredientes... Es un renovador total, sobre todo teniendo en cuenta lo mal que se cocina en casi todas las casas británicas.

    Me gusta ese plato porque no soy amiga de salsas ni jugos, y veo esa pechuga sequita y crujiente. Apetece de verdad. Muchas gracias por acercarnos a JO. ¡Queremos más! :-)

    Besos,
    Nikk

    ResponderEliminar
  8. Hola Angeles !!!

    Me paso a conocerte , qué bien huele tu casita mmmm....

    A mi Jamie al principio cuando comencé a verlo en Canal Cocina me parecia un poquitín guarrete jeje...pero a medida que fue pasando el tiempo cada dia me caía mas simpático y sus recetas me parecen extraordinarias, asi que hago la vista gorda y biennnnn por Jamie Oliver ! :-)

    La pechuga se ve deliciosa y asi crujientita, mmmmmm.....casi la saboreo desde aqui.

    Bueno que por aqui me quedo guapa.

    Besinos, buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  9. Me encanta ir leyendo las opiniones que váis dejando sobre este tema...es como la atracción hacia lo que no es correcto.
    Gracias por pronunciaros y dejar vuestro sincero parecer.
    Os deseo un buen fin de semana.
    Besos a todas.

    ResponderEliminar
  10. Hola Ángeles! Encantada de conocerte! Me encantó tu comentario, muchas gracias por haberte pasado por el blog. :)

    Yo soy de las que adoran a Jamie, y sí, estará siempre con las "manos en la masa" y nunca mejor dicho, pero es que no me da ningún tipo de repelús, me parece super higiénico y lo que hace tiene todo una pinta impresionante, y siempre con ese hipercolorido debido a las cantidades industriales de aderezos que emplea...Me encanta!

    Es que coge un simple ajo puerro, y lo convierte en el super ajo puerro :)

    No conocía toda esa labor que describes en el post, nunca he leído ningún libro de Jamie, pero espero hacerme pronto con uno, tengo muchas ganas! Eso sí, en canal cocina sí que pusieron la mini serie en la que iba por los colegios revolucionándolo todo!

    Bueno, y yendo al grano, tus pechugas tienen una pinta deliciosa, y que gracia me ha hecho el nombre :)

    Un besote!

    ResponderEliminar
  11. Este cacharro se ha vuelto loco, y te he dejado el comentario a esta receta y a lo de Jamie Oliver en la entrada anterior, ¡grrrr!.
    En fin, ¡que me encanta!.
    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
  12. Ángeles, a mí me gusta mucho Jamie Oliver, pero es verdad que parte de su encanto radica en que es muy casero con sus preparaciones y el uso de muchísimos vegetales. Personalmente me gusta esa combinación.
    Tus pechugas de pollo son geniales... Y eso que pone el libro del crujiente de jamón de lo más pijo me ha llegado... jajajajajaja
    Un besote

    ResponderEliminar
  13. Qué rico ese crujiente de jamón, una combinación estupenda con la carne un tanto sosa del pollo, me gusta.

    Jamie me gusta como showman, me entretiene verle con su entusiasmo y como bien dices, con su cruzada contra la comida basura me ha conquistado. Sin embargo sus recetas no me captan...

    un besito

    ResponderEliminar
  14. Me he visto cada capítulo de los programas de Jamie Oliver y aunque es un poco "guarrete" a veces, a mí tambien me encanta. Sus recetas son fantásticas y faciles de hacer. Tengo varias entre mis pendientes y ahora me llevo esta tuya para hacerla cuanto antes.
    un biquiño

    ResponderEliminar
  15. Gracias por vuestras opiniones; ya veo que coincidimos en que, a veces ,las formas politicamente correctas le fallan, pero en lo demás nos gusta.

    Un interesante debate.
    Un beso y gracias por vuestra participación.

    ResponderEliminar
  16. Me encanta la pinta que tiene, ha de estar riquísima esta receta
    GRacias
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Hola he pasado a verte y esta receta me encanta, tiene una presentación genial. A mi Jamie también me gusta mucho, sobre todo, cuando estaba en su apartamento y nos enseñaba varias recetas, lo único que no me gusta es que es un poco guarrete, pero es un artista. Me quedo a seguirte.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  18. Jamie es un artista en la cocina, así que estoy en el mismo grupo en el que estás tú ;P

    A mi suegra no le gusta nada, por éso de usar las manos para manejarse con los ingredientes, pero yo creo que es una forma muy natural de desenvolverte con ellos en la cocina.

    Estoy al tanto de su campaña a favor de una dieta saludable, y hace unos meses vi un vídeo en el que explicaba a los niños cómo se hacían los nuggets de pollo, con todos sus desperdicios, y a pesar de que los críos hacían ascos al tema, como Jamie les dio una forma bonita, se los comieron encantados. Ésto nos da una imagen de cómo los niños son manipulables y de que no pueden ser ellos los que lleven las riendas de su alimentación.

    Y sobre la receta (que me enrollo de forma asombrosa), es un paso adelante por una cocina saludable, rica y fácil de hacer.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Agradezco tu tiempo y tus palabras