miércoles, 12 de septiembre de 2012

CARPACCIO




 
 
Cuenta la historia que el carpaccio se inventó en el Harry's Bar de Venecia.
 Una de las clientas habituales ¿sólo podía tomar carne cruda?.  Giuseppe Cipriani, dueño del bar, quiso tener una deferencia hacia ella y creo este plato inspirándose en los colores blancos y rosas del  pintor venciano Carpaccio.


Resumen y receta del libro Las escapadas de Jamie


 
Yo misma arrugo la nariz ante un carpaccio y no soy capaz de tomarme una ración entera pero voy probando pequeños trozos. A mi marido, en cambio, le encanta.
 
Es una receta de preparación muy sencilla pero en la que necesitamos ingredientes de gran calidad.
Lo auténtico es hacerla con solomillo de buey pero la dificultad de encontrar esta carne en el mercado es grande.
 
Uno de estos días encontré unos filetes de tapa, tan finos que mi mente ya se los imaginó en una fuente formando parte de un carpaccio para alegrar al que no le gusta el pollo.



 
 
 
 
Ingredientes
 
300 gr. de solomillo de buey o en su defecto, filetes finísimos de tapa de ternera que fue lo que yo usé.
el zumo de un limón no muy grande
aceite de oliva virgen extra
sal
pimienta
queso parmesano
 
Preparación
 
 
Si compráis la carne en trozos hay que congelarla un poco antes de poder cortar los finísimos filetes.
Después yo hice lo siguiente: puse cada filete entre dos trozos de film y aplasté con un rodillo para hacerlos lo más finos posibles.
Se van colocando en una fuente amplia.
Salpimentar.
Ahora mezclamos el aceite y el zumo de limón y batimos bien.
Repartimos la mezcla del aliño suavemente por encima de la carne.
Ponemos queso parmesano por encima que puede ser ya rallado o cortado en finísimas lascas.
Sólo nos queda añadir unas gotas de aceite por encima y disfrutar.
 
*De manera opcional yo puse unas hojitas de orégano fresco de una macetina que tengo en la terraza y que hasta ha echado flor.








 

12 comentarios:

  1. Yo no soy capaz ni de probar un trocito ,como poca carne y tiene que estar bien frita .
    Lo que si me comería son unas galletas rellenas de nocilla casera,se ven muy ricas.besinos

    ResponderEliminar
  2. Yo no puedo con nada crudo, ni carne ni pescado, pero a mi marido también le encanta.
    Yo es que ni a cachitos, pero con una buena carne es desde luego una delicatessen;)

    ResponderEliminar
  3. Hola Ángeles,
    Yo como tu marido... me encanta el carpaccio.
    No lo he preparado nunca en casa,
    Sólo lo como en restaurantes donde se que la carne es de excelente calidad.
    Desconocía el origen, gracias por compartirlo.
    Un cordial saludo.

    Kui_Netes

    ResponderEliminar
  4. Hoy fui a hacer compra y lo tuve en la mano pero hija de mi vida, a mi cuerpo no va al ser crudo no me llama ..seguro que al consorte le encantaria puesto que cuando hago carne a la plancha el la quiere vuelta y vuelta osea cruda..Besos

    ResponderEliminar
  5. Yo soy como tu marido, de las que "ataca" el plato del carpaccio, me piiiirra, qué bueno se ve!!!

    ResponderEliminar
  6. pues a mi me encanta..!!, ves, yo soy poco de carnes, pero un plato de carpaccio....ahora mismo!!
    Te ha quedado muy bien, y la historia muy interesante..
    bss!

    ResponderEliminar
  7. Pues lo mío es curioso: no me gusta la carne cruda, salvo en el carpaccio, ¡rara que es una, jajaja!. Con unas virutitas de parmesano y ese orégano que le has puesto, delicioso.
    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
  8. ángeles, guapa, yo también soy de las que lo toma en pequeñas dosis pero, al igual que en tu caso, a mi marido le encanta a sí que me quedo con la idea para cuando vea una carne adecuada para prepararlo. Besicos.

    ResponderEliminar
  9. A mi me encanta la carne cruda, el pescado crudo...mi churri, que es biólogo no para de regañarme cuando me ve comer cosas crudas, pero a me pirra, y a ti te ha quedado de vicio...Hola soy Yoli y me incorporo a tu blog porque me gusta todo lo que veo
    Besotes guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Yoli, qué bien que te gusta mi cocina, gracias.
      En cuanto tenga un rato más largo te visito.
      Es verdad que hay que tener mucha precaución con los alimentos crudos y , sobre todo, comprar ingredientes fiables y de calidad.
      Un beso.

      Eliminar
  10. No tenía ni idea del origen del carpaccio, la verdad es qeu a mi no me gusta (tampoco le he dado la oportunidad...) pero a mi pareje le encanta y con cebollita picada por encima ya se vuelve loco!! jajaja así que para el y yo una esquinita para probar jajaja Qué tal "tus niños?" yo estoy como loca con los míos, me los comería ya y solo llevo una semana!!!!

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que los pequeñajos dan mucho más trabajo pero el doble de satisfacciones.Los mios tan buenos como siempre y más grandes en todos los aspectos...me hace falta un aula más grande, nos chocamos con todo.
      Besinos.

      Eliminar

Agradezco tu tiempo y tus palabras