jueves, 9 de agosto de 2012

LECHE PRESA - REQUESÓN





Natural como la vida misma.
Ancestral.
Leche cuajada de forma natural, sin fermentos; la madre naturaleza que es muy sabia y nosotros que hemos aprendido a sacarle mucho partido.





He leído en maestras de cocina y de asturianía antes de decidirme a hacerlo.
Belén y Labidú saben y explican como nadie cómo se hacía, ellas lo han vivido, yo no he tenido esa suerte.




Necesitamos
 Leche fresca entera pasteurizada ; si tuvieramos la suerte de tener cerca una vaca mucho mejor, je,je.
 Un recipiente amplio.
Un paño para cubrir.

Preparación

Vertemos la leche en el recipiente , lo tapamos y lo dejamos reposar en un lugar donde no tengamos que moverlo.
Belén lo ha hecho en la misma botella de leche.
Después de 3 días la leche está cuajada y separada de suero.¡Con la emoción se me fue la cabeza y lo tiré!




El requesón

Ponemos la parte sólida envuelta en un trapo y atamos.
Apretamos para escurrir el resto del suero.
Yo dejé reposar un par de horas más.

Para tomarlo y que esté en su punto hay que batir removiendo para que quede suave.
 Después lo mezclé con azúcar y le puse un poco de mermelada de ciruela claudia caserita por encima.
Si os gusta la miel, es lo suyo.


Pasito a paso


Con esta receta participo en el concurso del blog Cosicas dulces y alguna salada de María en el que nos invita a preparar una receta de nuestra tierra.


15 comentarios:

  1. Como me ha gustado leer tu publicación y la de Belén y Labidú, no sabes cuantos recuerdos porque soy asturiana y lo bastante mayor para hacer visto de pequeñas las saquinas colgando y pingando el suero, aquello es de lo más rico que he comido en mi vida y todavía lo recuerdo.... quiero irme a vivir a una aldea y tener que ir a trabajar por supuesto, venga todo el día haciendo estas cosas y cuidando la huerta! Besos

    ResponderEliminar
  2. Me encanta!. Tengo muchas ganas de hacerla pero me pasa como con el gazpacho, que cuando me apetece, me apetece en ese no momento y no quiero esperar jajajaajaja

    Algún día me animaré.

    ResponderEliminar
  3. No se si matarte o no se yo!
    En fin el requesón es de mis quesos preferidos, que bien que lo consiguieras.
    Tendré que probar.
    Besazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo sé...pero es lo que hay.
      No me riñas, anda.

      Eliminar
  4. Me llama muchísimo la atención esta receta, ya se la vi a Belén y Labidú... pero aquí no tenemos vaca, jajajaja. Así que probaré a comprar leche fresca, a ver cómo sale. Porque la pinta es de muerte...
    Lo que pasa es que me da miedo el clima de aquí: hace demasiado calor, y temo que se pueda estropear.
    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
  5. Si coge mi madre este requeson no deja ni el cuenquito¡¡¡¡¡¡¡ una pinta estupenda¡¡

    ResponderEliminar
  6. Buenísimo tiene que estar! ya se lo vi a Belén y me encantó. Me voy a tomar un cuenquito contigo aprovechando que es la hora de merendar.

    Besazos

    ResponderEliminar
  7. Querida Ángeles, mil gracias por tu aportación a mi concurso. Como bien has dicho tú es una receta ancestral, natural, tradicional...en definitiva, perfecta teniendo en cuenta la temática del concurso. Además, el trio que de alguna manera ha participado en la misma (Labidú, Belén y tú) me encanta porque sois unas amigas a las que tengo un cariño muy muy especial. Por cierto, las fotitos te quedaron divinas. Bueno preciosa, me despido asegurándote que probará a realizar esta delicia, a ver si tengo suerte y también a mi me ocurre este milagrito. Mil besicos y mucha suerte.

    ResponderEliminar
  8. Me encanta! No hay nada como las recetas de antes... Todo natural! Suerte en el concurso!

    ResponderEliminar
  9. Ángeles, gracias por mirar mi receta para hacer la leche presa. Curiosamente Belén llegó a mí por ella, jeje. Buscaba una receta suya y se topó con mi mousse de leche presa, casualidades a las que doy gracias, así la conocí. Bueno, imagino que te prestó mucho, yo la preparé para los míos en las fiestas, le puse un poco de miel y nueces caramelizadas, muy rica. Te deseo mucha suerte en el concurso de María. Besinos ( A ver si un día te llevo a Avilés una garrafa de leche de vaca, de la rica, jejej)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por explicar tan bien cómo se hace y hacernos vivir la tradición a los que no hemos tenido esa oportunidad.
      Besinos.

      Eliminar
  10. Mi madre nos hacia requesón, comíamos mucho eran los petis de antes,en mi casa había vacas y leche no nos faltaba,yo lo intente algunas veces pero no encuentro el sabor de antes,sera por la leche.besinos

    ResponderEliminar
  11. : O
    Has tirado el suero ????
    Aaaaaah... no digo na jajaja.
    Uno de estos dias voy a buscar la vaca para hacer leche "cuayá", me estais dando envidia.
    Besinos

    ResponderEliminar
  12. Tu diices aquí: (He leído en maestras de cocina y de asturianía antes de decidirme a hacerlo.
    Belén y Labidú saben y explican como nadie cómo se hacía, ellas lo han vivido ...) cuando leí me fui a lá página/site de Belém y de Labidú, y compare la receta de leche presa entre las tres. La de Belém me pareció idéntica a la tuya, pero la de Labidú tenía un ingrediente a más, ella pone a la leche garbanzos fue ahí que surgió algunas dudas ¿cuál es la leche presa tradicional? ¿Es que le pones garbanzos o la que tu pusiste aquí?

    De antemano muchissímas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las dos recetas que has leído ,tanto de Belén cómo de Labidu son tradicionales , así las hacían sus madres y abuelas.Al ser recetas de casa,en cada casa había algún detalle particular heredado desde generaciones anteriores.
      La fabada en Asturias es tradicional y en cada casa tiene su toque particular,son recetas no escritas que se trasmiten según cada casa,ese es su gran valor.
      Gracias.

      Eliminar

Agradezco tu tiempo y tus palabras