domingo, 4 de marzo de 2012

RED VELVET CAKE (TARTA DE TERCIOPELO ROJO)



Relación amor-odio es lo que me queda de mi experiencia con la Red Velvet Cake.
Me pasó como a todos en cuanto ví el corte la primera vez:¡ qué maravilla esconde esa cobertura blanca !Y , claro, se te mete entre ceja y ceja, hasta que la haces.

Al hornear los bizcochos en un molde más grande ya empezó mi mosqueo de que aquello no iba a terminar nada bien...pero había que seguir.
La tarta acabó hecha y esperando la sorpresa del momento del corte.

El desenlace final no estuvo mal; dependiendo del lugar del corte, estaba mejor o peor pero no había el desastre que yo preveía.



Llegados a este punto quedaba el momento de la cata pero como quiero ser objetiva y no ser la única rara de todo el universo culinario seguiré enrollándome un poco más:

Yo:  No me gusta mucho el dulce y menos las tartas. Ya había comido tarta por la mañana, la mousse de violetas, delicadísima. En este  momento ya tengo sobredósis de azúcar.La Red Velvet la probé de postre y después de comer, con la cual me pareció espesa y no adecuada para este momento.
Tomé un trozo para desayunar al día siquiente y con el estómago vacío como que mejoró, claro.
Mi marido:  opina como yo.Pero ésto no ocurre siempre, no os vayáis a pensar.
Mi hija: Le gustó.Pero no ha vuelto a comer otro trozo.
Mi madre: Le gustó.
Mi padre : Le gustó pero reconoce que es un bombazo.
Mi hermano: Me llama por teléfono para decirme que es una tarta mortal, alucinante, la mejor del mundo mundial.Le encanta el dulce, no como a mi.

Y ésto es lo que hay.
Ya me contaréis vuestra experiencia si la habéis probado y ,si no, espero haberos metido en ganas.



Ingredientes para los bizcochos

 125gr de mantequilla en pomada
 275gr de azúcar blanca
 2 huevos grandes
 280gr de harina de repostería
 20gr de cacao en polvo Valor
1 cucharadita de Royal
1 cucharadita de bicarbonato sódico
1 punta de sal,
240gr de  suero de leche (240gr de leche entera + 1 cucharada y media de zumo de limón)  
colorante rojo en polvo
1 cucharadita de vinagre blanco
1 cucharadita extracto de vainilla.

Para el frosting de queso

600gr de queso Philadelphia
187gr mantequilla
1 cucharadita colmada de extracto de vainilla
525gr de azúcar glass

Preparación de los bizcochos

Los haremos, al menos, el día antes.

Empezaremos con el suero de leche: mezclamos la leche con el limón, removemos muy bien y dejamos reposar un cuarto de hora, al poco veremos como la leche se va espesando y toma el aspecto de un yogur líquido.

En un cuenco mezclamos la harina tamizada , la sal , la cucharadita de Royal y el bicarbonato sódico.
Añadimos el cacao y mezclamos.
Ahora mezclamos la mantequilla con el azúcar.
Yo previamente hice azúcar glass con la thermomix y con la mariposa hice la mezcla unos 3 minutos.
Incorporamos los huevos uno a uno y luego la vainilla.

Al suero de leche la añadimos el vinagre y el colorante y mezclamos muy bien para que no queden posos.
La cantidad de colorante depende del tipo que uséis, yo puse en polvo una cucharadita de café rasa.

A la mezcla de mantequilla añadimos alternativamente la harina, suero coloreado, harina, suero coloreado y harina.
Mezclé en thermomix con ayuda de espátula.

Ahora viene el lio de los moldes: en las recetas que ví usaban moldes bajitos de 18 cm. y hacen 3 bizcochos.
Yo usé uno de 22 cm y cocí la masa de dos veces: un bizcocho quedó más alto y el otro menos, de manera que el más alto lo corté en dos y el otro lo dejé tal cual.
Encamisamos un molde desmontable con mantequilla y harina y sacudimos el excedente.
Horneamos los bizcochos a 180º unos 40 minutos , comprobamos con un cuchillo hasta que salga limpo.

Dejamos enfriar en una rejilla.
El bizcocho más alto lo corté ya en dos partes.
Al estar hechos con antelación, los envolvemos con film y yo los metí en el congelador(al parecer es aconsejable hacerlo así).

Preparación del frosting

El día que vayamos a montar la tarta sacamos los bizcochos del congelador unas horas antes.

Hice azúcar glass con la thermomix.
Puse la mantequilla, añadí la vainilla, y el queso.
Mezclé hasta que todos los ingredientes estaban bien integrados.
Con la fricción de la máquina, la mezcla se calienta un poco así que la saqué y la enfrié un rato en la nevera.

Montaje de la tarta

Puse el bizcocho más fino en la base.
Extendí una capa de frosting, puse el otro disco y más frosting y por último el último disco.
Ahora es cuestión de maña y pulso extender el resto del frosting por encima y por los laterales de manera que quede lo más liso posible o no(la arruga es bella, je,je).

Ya solo queda enfriar y decorar al gusto.Yo puse unas perlitas de azúcar nada más porque , en este caso, la sorpresa y la belleza, como muchas cosas de la vida, está en el interior.




Me he guiado principalmente por los siguientes blogs: Mercado calabajío y El rincón de Bea.









18 comentarios:

  1. Ángeles yo veo que has conseguido un rojo perfecto y que la tarta tiene un corte magnífico, te felicito.En esto es como en todo, para gustos colores, en mi casa gustó mucho, pero claro, somos dulceros, la veo contundente, pero deliciosa!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Ángeles.

    Bueno, decirte que como en casa somos tremendamente golosos esta tarta seguro que nos encanta. Sí que es contundente, pero la verdad es que te quedó guapísima y un corte estupendo, se ve preciosa.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Mi experiencia fue fantástica, de hecho la he repetido 3 veces por petición de mi familia así que imagina si gustó.
    A mi la tuya me parece muy bien, si es que cuando no eres dulcera ...
    En fin, besazos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Angeles! Gracias por pasar a visitarme, todavia no me he puesto al día, después de tanto tiempo, pero ando en ello.
    ¡Mira que le tengo ganas a esa tarta! me parece muy llamativa, pero aun no he encontrado la ocasión. A ver si me pongo manos a la obra.
    El corte se ve estupendo, ¡dan ganas de incarle el diente!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Yo no puedo opinar del sabor, ya me gustaría, pero lo que es verdad es que te quedó preciosa, me encanta
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Una tarta muy vistosa, todavía no la he hecho. Te ha quedado muy bien el color.Besos.

    ResponderEliminar
  7. Conociéndome, y conociéndote, me da la sensación de que vamos a coincidir en la opinión en cuanto al sabor.
    Yo soy más de bollería, o de dulces no empalagosos (chocolate, cítricos, manzana...).
    Eso sí, bonita es un rato largo. Te quedó preciosa, me parece finísima la combinación de colores.
    Pero quizá sea una tarta hecha más para el paladar americano (en general), como los cupcakes.
    Otra cosita: preciosas las fotos con el pañito o mantel en blanco y rojo.
    Un besazo, niña.

    ResponderEliminar
  8. vaya hombre, pues me gusta tu sinceridad, creo que eres la única que ha dicho no que no le haya gustado, sino que prefiere otras cosas... a mi me llama la atención, pero siempre que hago tartas de este tipo, acaba sobrándome un montón, así que tendrá que esperar su turno

    ResponderEliminar
  9. Nosotros tampoco somos de postres empalagosos, pero esta tarta por lo bonita que queda, creo que merece la pena probarla. El corte es un espectáculo y la tarta te quedó preciosa. Una nueva experiencia.

    Un besín.

    ResponderEliminar
  10. FICOU FANTÁSTICO, JÁ FIZ UMA VEZ E ADOREI O SABOR.
    PENA QUE TINHA POUCO CORANTE E NÃO FICOU TÃO VERMELHO ,MAS ESSE ESTA PERFEITO.
    BOM DOMINGO
    BESITOS

    ResponderEliminar
  11. la tarta guapísima, a mí me metiste en gana. besos.

    ResponderEliminar
  12. Madre mía cuánta opinión y qué dispares! por mi parte decirte que no la he probado pero que le tengo ganas, he ido ya un par de veces a por el colorante rojo de wilton y no había así que a este paso será pink, blue o vete tu a saber!! jajaja yo soy golosa pero reconozco que las cosas muy dulces me empalagan así que lo reservo para cuando vaya a comer a casa de mi madre que a ellos mis dulces les parecen "poco dulces". El corte fantástico eh!

    besos y buen comienzo de semana!

    ResponderEliminar
  13. Pues para mi es una de mis preferidas, eso sí, como tu, mejor comerla con el estómago "casi vacío", porque después de una "fatura" no es lo más apropiado. Y encima .....¡es tan bonita!.....
    Un besazo

    ResponderEliminar
  14. Yo cuando la hice me gustó mucho no así a mi familia política que son muy pero que muy reacios a los colorantes. A mi marido le pareció bien sólo por el mero hecho de que es dulce pero a él las tartas de bizcocho le parecen pesadas. Pero bueno no se puedee hacer todo a gusto de todo el mundo ¿verdad?
    Yo tu tarta la veo preciosa y si ves que te va a sobrar antes de tirarla mándame las sobras a Gijón. Un beso

    ResponderEliminar
  15. A mi me parece sensacional! pero se puede congelar lo que sobra????

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tengo ni idea, yo no lo haría , no creo que las distintas texturas de la tarta quedaran bien después de descongeladas.
      Mejor reparte con amigos y vecinos, te lo agradecerán.
      Saludos.

      Eliminar
  16. I am honestly amazed by your article. Good write ups.
    Stay writing such class of articles on your website.
    Feel free to visit my webpage :: Penile Extender

    ResponderEliminar

Agradezco tu tiempo y tus palabras