domingo, 22 de enero de 2012

MADELEINES




Leyendo  sobre las madeleines me he encontrado artículos de lo más curioso; en algunos de ellos afirman que la fama de  estas pequeñas magdalenas francesas hechas en moldes con forma de moluscos con estrías nació del escritor francés Marcel Proust en un pasaje de su novela En busca del tiempo perdido.
En este pasaje el escritor describe como le llevan una taza de té con la pequeña delicia y queda encantado con su sabor y que le recuerda a un pastel que su tía Madeleine le daba cuando era niño.




En uno de los artículos leídos me encuentro una simpática y , supongo, que seria investigación sobre la posibilidad de encontrar la receta auténtica de la madeleine según la descripción de las sensaciones de Proust mientra se comía el dulce.
Después de varias pruebas culinarias,  de estudiar las propiedades químicas de los ingredientes  y de consultar profesores universitarios expertos en el escritor, el autor del articulo llega a la conclusión de que Proust no se comió una exquisita madeleine sino más bien un trozo de pan que quizás, con un poco de suerte, estuviese tostado.

Para no decepcionarnos y sacarnos del ensueño parisino,Edmun Levin, autor del artículo nos permite seguir disfrutando del pequeño dulce:

"La forma, tan grata a los ojos, la textura superficial doble (surcado por un lado, liso por el otro) y, sí, el sabor a mantequilla, limón. 
 Tomar un bocado. Un "gusto exquisito" invadirá tus sentidos. Y usted tendrá su propia memoria de Madeleine. "

A mi no me parece para tanto, la verdad.






Ingredientes

110 gr. de mantequilla
130 gr. de harina de repostería
130 gr. de azúcar
una cucharadita de levadura de repostería
una pizca de sal
3 huevos
extracto de vainilla o un poquito de ralladura de limón, (yo puse vainilla, me parece un sabor más delicado para este pequeño dulce.)
Preparación tradicional

En primer lugar derretimos la mantequilla y dejamos que se enfríe mientras hacemos el resto de la masa.
En un bol ponemos  la harina, la levadura  y la sal y mezclamos.
Con una varillas , mejor eléctricas, batimos los huevos y el azúcar hasta  que la mezcla se ha triplicado en volumen.  Agregamos el extracto de vainilla.
Tamizamos la harina sobre la mezcla de huevo y vamos envolviendo la mezcla con una espátula para que no se baje.
Por último añadimos la mantequilla y volvemos a envolver la masa con suavidad.




En thermomix

Glaseamos el azúcar en velocidad progresiva 30 segundos.
Ponemos la mariposa .
Añadimos los huevos y programamos 3 minutos, 40º, v3.
Cuando termine programamos otros 3 minutos sin temperatura.
Añadimos la vainilla.
Cerramos el vaso y ponemos la máquina en velocidad 2, por el bocal vamos añadiendo poco a poco la harina , a poder ser desde un tamizador.
Por último añadimos la mantequilla.

Yo puse la masa en una manga pastelera y rellené los moldes previamente engrasados.
Horneamos 8-10 minutos a 180º.








.

27 comentarios:

  1. Pues me encantan digas lo que digas.
    Me quedo con la copla de la manga para rellenar estos moldes y a ver si ya los estreno.
    Pondré el dedo bien derecho vale?
    Besazos.

    ResponderEliminar
  2. Tienen que ser un bocadito de cielo y son tan bonitas y elegantes, me encanta esa formita que tienen!!!

    ResponderEliminar
  3. Seguro que estaban muy ricas,con el café de la mañana.besinos

    ResponderEliminar
  4. Pues buena pinta sí que tienen, guapísima.
    Supongo que lo de las madeleines es un poco como todo: a cada uno hay unos cuantos platos que nos traen recuerdos de infancia, o de alguna situación, y que por esa razón, nos parecen maravillosos. En cambio, llega otro, los prueba, y piensa: "¿Y esto es lo que tanto le gusta a Fulanito?. Pues vaya tontería", jajajaja.
    En cualquier caso, sigo diciendo que me parecen finísimas, y que el molde me encanta.
    Eso sí, con la gracia que Dios me ha dado con la manga pastelera, no sé yo si será peor el remedio que la enfermedad, jajaja.
    Besotes, guapa.

    ResponderEliminar
  5. Tienen una pinta muy buena, pero ya se sabe, que los franceses venden muy bien su producto. Muy interesante tu entrada.

    ResponderEliminar
  6. Umh que delicia con el café son estupendas :)

    ResponderEliminar
  7. Son bonitas y fáciles de comer. Lo de la manga pastelera me ha parecido un acierto así no me pondré perdida. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Hace tiempo que hablé sobre las "madeleines" en una de las entradas de mi blog, y según descubrí, nacieron fruto de la improvisación de una joven que entró en la cocina de un adinerado burgués francés.

    Tan parecidas a las magdalenas, pero tan diferentes, porque son algo menos jugosas, ¿verdad? Pero son tan aromáticas que se comen con mucho gusto.

    ¡Feliz semana!

    ResponderEliminar
  9. Hola Ángeles.

    Pues a mí me parecen estupendas, no solo por la forma que es preciosa, si no por la textura que se debe conseguir por la forma de batirlo. A mí me resultan fabulosas. Tengo que probarlas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Pues no será para tanto, pero se ven estupendas. Y por cierto, ya podía yo comer un trozo de pan seco o tostado y pensar en que me comía una de éstas, jejeje!!! Bromas aparte, me gusta como te quedaron. Besinos Ángeles.

    ResponderEliminar
  11. LINDAS ESSAS MADALENAS.
    TEM PROCURADO ESSAS FORMAS MAS AINDA NÃO ENCONTEI.
    BESOS

    ResponderEliminar
  12. Ángeles pues yo creo que deben estra deliciosas y además tienen una forma de lo más refinada y elegante, muy francesa jeje. Un besote.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  13. No sabia los origenes ..lo que si sé es que hace 20 dias las hice con un molde nuevo que me llegó y son realmente deliciosas ...me encantan para tomar ese té calentito de las 7 de la tarde ...jeje no a la hora inglesa ..jeje sinó a la hora española ...una preciosidad de fotos bsssMARIMI

    ResponderEliminar
  14. ¿te puedes creer que no tengo ese molde?, jaja, mi marido me mata, la verdad es que he conseguido resistirme, tienen muy buena pinta, pero apoyo lo que dice Marga, cada uno tenemos asociados sabores y olores en nuestra cabecita y a veces lo que según unos es lo mejor de todo el mundo a nosotros nos da igual. De todos modos seguro que merece la pena probarlas.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  15. que bueno, como me gusta lo de la magdalena de Proust, aunque te confieso que no he sido capaz de acabar el libro 1 de En busca del tiempo perdido... porque se hace un poco durillo de leer pero lo de la magdalena es genial, y no sabía que era con estas magdalenas que te han quedado tan bonitas, nunca te acostarás sin saber algo más! besitos

    ResponderEliminar
  16. Jolin te han salido perfectas!!! Qué ricas.
    Besos
    Mónica-Recetas de Mon

    ResponderEliminar
  17. La magdalena de Proust es una metáfora de lo que luego será la flor de Proust, que coincide como metáfora con otros autores, porque va de la infancia (magdalena) a la adolescencia (flor).

    http://ramiropinto.es/escritos-literarios/ensayos/un-escritor/escrito-es/sinopsis-proust/flor-proust-joyce/

    ResponderEliminar
  18. que monada,ademas deben estar riquisimas!
    un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Pues te quedaron tan preciosas, que aunque a tí no te hayan parecido para tanto, sólo con ver la bonita presentación, seguro que el gusto está al mismo nivel. Preciosas y seguro que buenísimas.

    Un besín.

    ResponderEliminar
  20. Te han quedado geniales, me quedo por aqui para no perderme nada, un saludo

    ResponderEliminar
  21. QUe ricsa !!! Te han quedado genial y las fotos preciosas !!! Me encantan !!! y as manzanas asadas de la entrada anterior también, je je je, las has probado acompañadas de natillas ? Están tremendas !!! A ver si un día subo la receta.
    FEliz finde
    Besos

    ResponderEliminar
  22. eso, eso, no nos saques del ensueño parisino, que tus madaleines bien pueden pasar por las de Carl Marletti en el Café de la Paix.
    Te han quedado de lujo.
    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás algún día pueda probarlas allí Belén.

      Gracias a todos por vuestras palabras.

      Eliminar
  23. Me encantan las madeleines, me parecen un bocado de lo más fino...
    Besotes

    ResponderEliminar
  24. tengo unas ganas de tener esos moldes, a veces compro una parecidas, solo parecidas de lejos y las llamamos barcos jajaj, me encantan voy a verlas otra vez que me han encantado. bss

    ResponderEliminar
  25. Que buenísimas son, y diría mas, que pecaminosas....porque quien se resiste a decir que no, después de la primera, a una segunda y a una.....? Pues yo no, desde luego. Te han quedado perfectas.
    Que tengas un buen y mas fresquito fin de semana.
    Besos

    ResponderEliminar

Agradezco tu tiempo y tus palabras