miércoles, 6 de julio de 2016

RAVIOLIS CASEROS RELLENOS DE MOUSSE DE QUESO Y PESTO



Raviolis caseros con mousse de queso y pesto




La receta de hoy es larga porque vamos a hacer raviolis caseros.
Es para ponerse un día con mucha calma y con ganas de disfrutar en la cocina.
A mi hija y a mi nos gusta eso de darle a la manivela de la máquina así que echamos una mañana del invierno pasado en ello.
El resultado fueron unos raviolis ricos aunque de aspecto algo feos pero no todo en la vida es de una belleza incomparable;el caso es que sea comestible.


Raviolis caseros con mousse de queso y pesto






Ingredientes de la masa
  • 2 huevos
  • 200 gr. de harina
  • Sal
#La proporción es un huevo por 100 gr. de harina.


Preparación de la pasta
  1. En un cuenco ponemos la harina y la sal.
  2. Hacemos un hueco en la harina y ponemos los huevos dentro.
  3. Amasamos el conjunto hasta formar una masa homogénea y elástica.
  4. Dejamos reposar una media hora envuelta en papel film.
Preparamos la máquina bien sujeta al borde de una mesa y empezamos el proceso de estirado.
  • Espolvoreamos la mesa con bastante harina y cortamos trozos de masa.

  • Este primer trozo de masa lo aplastamos con la mano un poco y lo empezamos a pasar por la máquina puesta en el número 1 del rodillo.
  • Al salir de la máquina,llevamos la masa a la mesa y la doblamos a lo largo en 3 trozos.
  • Repetimos el proceso de pasarla por la máquina ,al menos, 5  veces y cada vez la espolvoreamos de harina.

  • Ahora cerramos los rodillos en el número 2 y la volvemos a pasar.
  • Repetimos con el enharinado y las dobleces.
  • Cerramos los rodillos en el número 3 y así sucesivamente.
  • La masa empezará a alargarse mucho así que la vamos cortando para poder trabajarla.
  • Cuando lleguemos a cerrar los rodillos al 4 o al 5,la masa estará suficientemente estirada pero podéis seguir hasta el número 7 si os gusta muy fina.
  • Ya tenemos lista nuestra pasta para trabajar con ella.


Ingredientes para los raviolis
  • La masa estirada
  • Una tarrina de mousse de queso con aceitunas
  • Pesto
  • Agua para cocer
  • Sal
  • Aceite virgen extra
  • Queso parmesano rallado

Preparación de los raviolis


 Rellenamos un rectángulo de pasta con una cucharadita de mousse de queso y por encima una cucharadita de pesto.Dejamos sitio entre un montoncito y otro.



Tapamos con otro rectángulo de  pasta y sellamos;yo lo hice con un tenedor.




Seguimos hasta terminar con toda la masa o hasta cansarnos  :)


Ponemos una olla grande al fuego con agua y sal.

Cuando hierva metemos los raviolis a cocer;en un para de minutos estarán listos.Sacamos y escurrimos bien de agua.

Servimos con un hilo de aceite de oliva virgen por encima y más pesto si os encanta como a mi y/o queso parmesano.
Raviolis caseros con mousse de queso y pesto

6 comentarios:

  1. Ángeles mejor unos raviolis menos bonitos y ricos que unos perfectos de los industriales con menos sabor y ningún cariño del que le ponemos al hacerlos en casa ¿no te parece?

    Yo veo vuestro plato (porque tu hija también tiene que ver en él) y me parece el más bonito del mundo

    Un placer estar de nuevo por tu cocina ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. Delicious!

    http://beautyfollower.blogspot.gr/

    ResponderEliminar
  3. Ohhh que ricos tienen que estar estos raviolis, me encantan!!
    Un besito

    ResponderEliminar
  4. Hola : me encantan los raviolis , tanto que yo también he preparado está receta y está a punto de salir. Menos mal que los tuyos son cuadrados y con un relleno diferente al mio. Así nos complementamos. Los tuyos te han quedado preciosos, y las fotos igual. Besos guapa.

    ResponderEliminar
  5. Creo que a Manu le gustaría fresca, tengo que comprar algún día y probar porque si es que sí, habrá que pillar la máquina.
    De aspecto riquísimos, de sabor aún más.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  6. Angeles , en la cocina no hay nada feo , si ademas esta bueno como tenian que estar esos raviolis para que pedir mas , un lujazo en la mesa
    besinos

    ResponderEliminar

Agradezco tu tiempo y tus palabras