miércoles, 5 de febrero de 2014

LLÁMPARES - LAPAS



Lapas en castellano.Ese molusco que se pega a las rocas y que quitamos con un destornillador o una rasqueta.

Años de niñez yendo "a pañar llámpares" con mi padre al mar,a la mar,a ese mar que estos días nos trae de cabeza por el Cantábrico.

Al mar siempre hay que tenerle respeto, hay que tenerle, incluso, miedo.
El mar no se anda con bobadas, se cobra sus víctimas cuando quiere.
El mar siempre busca su sitio.



La receta al estilo de mi madre según las indicaciones de mi padre, seguro;él sabía del mar.

Ingredientes

Medio kilo de llámpares
Una cebolla
Un tomate
Una guindilla
Aceite
Sal
Pimentón
Un vaso de vino blanco

Preparación

Dejamos les llámpares en agua  unas horas para que suelten la arena.
Lavamos muy bien en agua fría.
En una olla  ponemos la cebolla y el tomate cortados en trozos muy pequeños y dejamos que se hagan.
Añadimos la guindilla y el pimentón con cuidado de que no se queme.
Añadimos les llámpares y removemos el conjunto.
Incorporamos el vino blanco, rectificamos de sal y cocemos unos 10 minutos.En realidad la dificultad de la receta reside aquí, porque dar con el punto de cocción es difícil, tanto si se cuecen poco como si nos pasamos de cocción ,pueden quedan duras.La teoría dice que cuando el "bicho" se desprenda de su concha están listas.







20 comentarios:

  1. Hola Angeles, aqui les llamamos lamparons, a mi no me gustan pero en casa a mi marido y mi padre le encantan, cuando en verano traen siempre se los hago cocidos y con vinagreta, pero me apunto tu receta para el proximo verano, les dare una sorpresa, un beso

    ResponderEliminar
  2. Por aquí no paso querida Angeles, y si hay que temer al mar, yo temo a las lapas....jajaja. Eso sí, la salsa debe estar pa chillarle, como diría aquella. Un besazo corazón.

    ResponderEliminar
  3. Por esta zona las hay en las rocas de las playas pero no hay mucha costumbre de comerlos,por lo menos por aquí ....se ven muy ricas ,tendré que probarlas ,besos

    ResponderEliminar
  4. En esta tierra mía les llamamos "pitxilines", y las tomamos o bien crudas, en la misma orilla del mar, sacamos la carne de una con la concha de otra.. y es como si te comieses un buen bocado de mar, o bien colocadas sobre una plancha bien caliente y se hacen hasta que ellas solas se sueltan y luego con un chorrito de limon a la boca...
    Dios mio saben a verano y vacaciones!! Me llevo tu receta para probarla.
    Un beso guapa
    http://desdelacuinadelhort.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  5. No las he comido nunca, si voy por el norte buscaré donde las hacen. Los erizos (oricios en Asturias) si que se recogen en la Costa Brava, pero las lapas no sé si se consumen por Cataluña, yo creo que las de aquí son una variedad más pequeña.
    Deben estar ricas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Nunca las he probado Ángeles y no por falta de ganas...En Galicia no son nada apreciadas y siempre me pregunté yo por qué no se comía algo que tenía tan buena pinta como los bígaros o caramujos, que me encantan!!! Ahora comprendo que debo haberme perdido un manajr...ya le pondré remedio, por mi cuenta...

    ResponderEliminar
  7. Riquísimas, yo sí que me apunto. Cuando me entran las ganas, mando a mi hijo a " darse una vuelta" y aunque no siempre accede, lo consigo en la mayoría de las ocasiones porque le encantan.
    Nosotros las comemos a la plancha y con mucho mojo verde. Ummmm, ya me has hecho babear.
    Tu salsa y tus fotos......un desvarío para los sentidos.
    Besotes, mi niña.

    ResponderEliminar
  8. De pequeño me encantaba jugar con ellas en la playa, eran como sombreritos de chino, o así las llamaba yo, nunca las he comido, pero preparadas así la verdad es que apetecen mucho, seguro que son una delicia!!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  9. A la playa a la que voy hay montones en las rocas!! pero como bien dice Mary en Galicia no hay costumbre de comerlas y de hecho jamas las traje para casa y que pintaza tienen cocinadas...Besss

    ResponderEliminar
  10. Esas son curiosas Angeles.........no las que cogíamos de pequeñas en la playa para luego hacer arroz al día siguiente jajaja. Solo las he probado con arroz.
    Besinos

    ResponderEliminar
  11. Que ricas que son! yo tambien las comia de cria. Ahora por esta zona esta prohibido cogerlas.
    laura

    ResponderEliminar
  12. Qué recuerdos me traen les llámpares Angeles. Unos años de mi infancia, con mi padre por los pedreros, apañando llámpares y el posterior lavado y guisado en mi casa o en casa de mi abuela. Años felices que ya no vuelven, porque también ellos se fueron.....
    Un platín riquísimo que en Asturias tiene una gran solera.

    Un besín.

    ResponderEliminar
  13. Muy ricas con esa salsa,como te dije en face ,yo las pongo con fabas verdinas y están muy ricas.besinos

    ResponderEliminar
  14. Tienen muy buena pinta, la verdad nunca las he probado, tienen que estar ricas con esa salsa, besos.

    ResponderEliminar
  15. No se yo si eso me gustaría porque lo que sabe "a mar" me cuesta, aunque el conjunto con la salsa y las emociones, me parece una pasada.
    Besazos enormes.

    ResponderEliminar
  16. Les llampares son mi debilidad¡¡¡¡ y que ricas tienen que estar estas con esa salsita¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  17. pues si, hay mucho inepto por ahí, al mar hay que respetarlo, y la gente no se entera de eso... fuera temas serios, a mi me gustan mucho las lapas, están riquísimas

    ResponderEliminar
  18. En cuanto leí el título de la entrada , sin ver tan siquiera las fotos , mi mente ya se transportó en volandas hasta mi infancia y el recorrido por los pedreros con mi padre y mi madre alguna que otra vez . Qué bien lo pasábamos eran otros tiempos que por desgracia ya no volverán .
    Bonito homenaje Angeles . Besinos.

    ResponderEliminar
  19. ummm pues mira yo no lo he probado así que no diré que no me gusta pero la salsa ya te digo que me encantaría. besotes

    ResponderEliminar
  20. Angeles ,les llampares en mi casa les encantan ,se ponen a comer y no paran , te quedarn estupendas
    besinos

    ResponderEliminar

Agradezco tu tiempo y tus palabras