sábado, 22 de febrero de 2014

MESHWIYA






Al parecer, esta receta es una salsa del norte de África.
No quiero decir que,al parecer,sea del norte de África si no que es una salsa.
Os aseguro que se toma sola perfectamente y si la ponemos sobre una rebanada de pan tostado ya es una perdición total.
Me ha encantado y creo que voy a repetirla muchas veces.





Ingredientes
  • 3 tomates pera maduros.
  • 1 pimiento rojo asado. 
  • 1 cucharadita pequeña  de harissa. 
  • 2 dientes de ajo prensados.
  • unas semillas de comino.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.
  • El zumo de medio limón.
  • 2 cucharadas de perejil fresco picado.
  • Sal y pimienta negra. 
La harissa es una mezcla de especias muy utilizada en el norte de África, especialmente, Marruecos y Túnez.Se compone fundamentalmente de pimientos picantes ahumados, comino,ajo, cilantro y alcaravea.
Se usa mezclada con aceite y acompaña, normalmente, al cus-cús y a las carnes.
Os incluyo una foto de la harissa que compré el pasado verano en el mercado de Jerez.



Preparación

Asamos el pimiento rojo, pelamos y reservamos.
En una sartén ponemos el aceite y freímos los tomates pelados y cortados en trozos pequeños.Añadimos el pimiento asado cortado en trozos.
Cuando los tomates estén un poco "caídos" añadimos la harissa.
Si la preparación tiene muchos jugos la pasamos por un escurridor para desecharlos.
Añadimos sal y pimienta, el zumo de limón, los cominos,los ajos prensados y el perejil.
Removemos y dejamos macerar media hora para unificar sabores.

Notas
  • Podemos usar pimientos asados en conserva.Yo asé el pimiento en una olla con función horno y tardó 15 minutos en hacerse.
  • Si no tenéis harissa se puede sustituir por una guindilla cayena que quitaremos de la salsa a la hora de servir.
  • Esta salsa acompaña perfectamente a carnes asadas, pasta o tostas.



Fuente: Las salsas de la vida.

15 comentarios:

  1. Estupendo picoteo. Yo me he traido muchas especias mezcladas de marruecos, usaré una que tengo de carnes.

    ResponderEliminar
  2. He tenido que buscar lo que es la harissa.... cateta soy jo
    Oye eso tiene que estar buenísimo, de las que gustan y mucho al mío.
    La adopto vale?
    Besazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy a editar para explicar lo qué es.Nadie nació aprendida.

      Eliminar
  3. Deliciosa ii que bueno, esta que se sale , me la comeria a cucharadas, aunque no la conocia pero se ve fantastica... bessss

    ResponderEliminar
  4. Yo la voy a preparar ya mismo, adoro los pimientos asados y los suelo hacer en ensalada con ajo y orégano, así que ahora le añadiré la harissa y el comino. Jo..er, vaya receta rica, rica. Gracias por acercárnosla. Bss

    ResponderEliminar
  5. Bueno, bueno... ¡esto me lo puedo comer yo a cucharadas!. ¡Qué rico!.
    Harissa no tengo, probaré con Ras El Hanout y una guindilla.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  6. Yo tengo pasta de Harissa, supongo que también sirve, ¿no?
    Me ha encantado, la pruebo muy prontito....
    Besitos guapa....

    ResponderEliminar
  7. Pues a ver si encuentro la harissa porque tu salsa tiene una pinta estupenda ,me encanta las recetas de otras cocinas, culturalmente hablando..uff que fino me ha quedado , bueno que me encanta un besito

    ResponderEliminar
  8. Esta salsa cuando la ví también me pareció brutal y bueno te ha quedado con un aspecto superbueno.
    besotes!!

    ResponderEliminar
  9. Hola Angeles, es la primera vez que veo esta salsa y me parece deliciosa. Podría comerla así tal cual.
    El problema es encontrar por aquí esos ingredientes.
    Besos y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  10. Angeles esta salsa tiene que estar buenisima para acompañar a cualquier cosa ,incluso para comerla solo con pan ,a mi me encanta el sabor que da etas especias
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  11. este tipo de platos me encantan, además este en concreto tiene unos ingredientes de lo más asequibles... eso de harissa me suena mucho, así que voy a revisar en casa, quizás hasta tengo

    ResponderEliminar

Agradezco tu tiempo y tus palabras