domingo, 19 de mayo de 2013

PAN DE CHOCOLATE Y NARANJA CONFITADA






Érase una vez, porque así empiezan los cuentos, una reina.
 La reina de nuestro cuento es una reina de las buenas, una reina sabia, culta, generosa y amiga de sus amigos. Una reina que ,incluso sabe cocinar y a la  que le gusta mucho cocinar demostrando en cada uno de sus platos su gran pericia en el tema.

Pero nuestra reina tiene un problema, un gran problema: dice que no sabe hacer pan.
La humilde narradora de este cuento sabe que éso no es cierto; sabe que la reina tiene miedo a hacer pan. También sabe que, a veces,  ha probado a hacerlo y, ciertamente, no ha tenido suerte con el tema.
La reina , mejor que nadie, sabe que no hay que hacer caso de ciertas ideas enraizadas en el subconsciente, que hacen que nos creamos cosas que no son verdad.

Pero sigamos con el cuento.
Un día, la reina salió de casa a comprar pan , cosa que deberían hacer todas las reinas que se precien.
En la panadería en cuestión, sus ojos se toparon con un pan de chocolate y naranja confitada que ,sin duda, el destino había puesto en su camino.
La reina compró el pan y lo degustó con sumo placer.
Tanto le gustó el susodicho que se sintió animada a intentarlo una vez más. Quería degustar otra vez tan preciado manjar.
Analizó con todo detalle los componentes de aquel pan y se metió en harina, nunca mejor dicho.
De nuevo, esta humilde narradora, sabe que la hazaña llegó a buen puerto. El pan salió y fue degustado con sumo placer.

Pero ,hete aquí, que la reina de nuestro cuento tiene un cachondeo que no se puede con él, como deberían tener todas las reinas que se precien, y propone a sus amigas que hagan el pan de chocolate y naranja que tanto le había gustado.
Sus amigas le dan largas como pueden intentando mantener en secreto todo el complot organizado para agasajarla con el pan en un día muy especial.
Y como todo llega en esta vida, llegó el día del cumpleaños de la reina a la que sus amigas felicitaron con preciosos panes de chocolate y naranja confitada.
Delicioso, por cierto.

 ¡Ah, por cierto! Ahora la reina del cuento se ha convertido en la reina de las galletas pero ésa...ésa, amigos, es otra historia y ocurrió en un país tan lejano que no ha habido cronista que haya llegado de allí para contárnoslo.

Y colorín, colorado, este cuento se ha acabado.


Inspirada en una receta de David Lebovitz.
Adaptación de Dominique de Izaguirre (con algunos cambios)

Ingredientes

70 gr. de naranja confitada picada en trocitos
 90 gr. de chocolate fondant picado y 85 gr. de pepitas de chocolate para repostería
280 gr.  de harina de fuerza (necesite  como 50 gr. más)
75 gr. de azúcar
30 gr. de cacao puro, tipo Valor
¾ de cucharadita de sal  (3 gr.)
180 ml. de leche
1 sobrecito de levadura de panadería seca ò 20 gr. de levadura fresca
55 gr. de mantequilla
1 huevo grande
2 cucharadas de café negro hecho
Ralladura de una naranja


Preparación

Pesar la naranja confitada picada. Reservar.
Pesar el chocolate picado. Reservar.
Pesar la harina, el azúcar, el cacao y la sal. Mezclar unos segundos a velocidad 4. Reservar.
Poner en el vaso la leche (truco de Iban Yarza: yo recomiendo reservar un poquito, unos 30 gr,
para añadir durante el amasado, para no pasarnos de líquido), la levadura (desmenuzada, si es de
la fresca) y la mantequilla. Programar 37º, 2 minutos, v. 2.

Al terminar el programa tiene que haberse derretido la mantequilla y oler a levadura. Añadir el
huevo, el café  y la ralladura de naranja. Mezclar 30 segundos, v. 3.

Añadir la mezcla de harina, azúcar, cacao y sal. Amasar 5 minutos, v. espiga.
Hay que ir vigilando la masa durante el amasado. Si está un poco seca, añadir la leche reservada,
pero no de golpe, sino a cucharadas y esperando a que se integre. Si no está seca, se prescinde de
esa leche

Tras acabar el amasado, dejar reposar la masa en el vaso abrigado unas dos horas o hasta que doble su volumen.

Una vez finalizado el primer levado, volcar la masa sobre una superficie limpia y ligeramente
engrasada (encimera, silpat, plástico, etc.)

Extenderla palmeando suavemente. Si la tratamos con brusquedad, tiende a encogerse y cuesta
mucho más. Si cuesta mucho, taparla con un paño y dejarla reposar 10 minutos.

Una vez extendida, poner los trocitos de chocolate y de naranja por toda la superficie.

Ahora daremos a la masa la forma deseada;yo hice panecillos individuales  pero va perfecta en un molde de plum cake.Dejar reposar una hora.

Transcurridos 45 minutos, precalentar el horno a 175º C.

Hornear el pan de 35 a 40 minutos, sin abrir la puerta .

Dejar enfriar en una rejilla



21 comentarios:

  1. ¡Has hecho panecillos!. ¡Qué ricos y qué bonitos te han quedado!.
    Me encantan, son preciosos, y deliciosos.
    Bueno, lo mío ha sido de odisea, porque yo, aunque no soy reina, no sé hacer pan. Pero, en fin, todo sea por Belén, jejeje.
    Ha sido divertido, ¿a que sí?.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  2. Vaya cumpleaños!! este si que llega, no con un pan, con muchos panes debajo del brazo. y por lo que estoy viendo a cual más apetecible. de buena gana me los llevaba para mañana, que ni color con el menú Renfe.
    Un millón de gracias por el pan, por el cuento y sobre todo por el cariño.
    Besinos

    ResponderEliminar
  3. Jo que bonita!
    No se qué más decir y es que mira que me has sorprendido.
    La reina es la del cachondeo puro y duro que ahora le ha dado por los retos sí.
    El pan divino, rico a más no poder es cierto.
    Besazos a ambas.

    ResponderEliminar
  4. Me encantan las historias de príncipes y princesas y claro, con sus correspondientes reinas pero siempre buenas ehh y que acabe en "y vivieron felices y comieron perdices" jajaja Una es cursi por naturaleza, qué le vamos a hacer! Te ha quedado una historia preciosa y encima con unos panecillos deliciosos que seguro que a la reina del cuento le van a encantar.

    un beso fuerte

    ResponderEliminar
  5. Que delicia de pan, me ha encantado. Es muy bonito el cuento y el reto. Feliz domingo.

    ResponderEliminar
  6. Ficaram uns pães lindos e com chocolate e laranja tem que estar uma delicia.
    Bom domingo
    bjs

    ResponderEliminar
  7. Esto si que es proponerselo y hacerlo con un resultado de 10 y mucho ++++++.He visto un pan parecido pero con otro formato ...los panecillos una estupenda idea ..dale mis felicitaciones a la REINA Angeles muchos besos .

    ResponderEliminar
  8. Me ha gustado el cuento, el pan, el atrezzo...las fotos... el juego de café digno de una reina... que menos !!! ¿verdad?

    Besinos

    ResponderEliminar
  9. Este pan de chocolate que hoy veo por doquier me está matando! Qué pinta tiene! Debe estar de muerte lenta! Apuntarlo se que será peligroso para mi línea..., pero con lo que llueve creo que aún me da tiempo a la operación bikini, ja, ja
    Besotes y feliz semana!

    ResponderEliminar
  10. Hola Ángeles.

    Buenísimos! Estos bollitos tienen que estar riquísimos. Nunca lo hice así con chocolate pero me atraen un montón. Si es que son perfectos para endulzarnos el día. Te quedaron de lujo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Pero que rico!!! hoy veo panes de chocolate por varios blogs, y que ganas de probarlos, tienen que estar muy ricos y con la naranja que combina tan bien con el chocolate, todo un lujo de pan.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  12. que original y que pinta tan buenaaaa! riquisimooo!

    ResponderEliminar
  13. Qué entrada más bonita, nos cuentas unas historias geniales y este pan tiene que estar de lujo

    un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Un cuento muy bien contado! y ese pan de chocolate no puede ser más regio!. Felicidades a la reina y para tí!

    ResponderEliminar
  15. Puees decirte, que me ha encantado el cuento!! he visto casi todos los panes que le habéis regalado a Belén y desde luego debe estar muy contenta de tener a las amigas que tiene, sois una maravilla!! por cierto me extraña que a Belén se le resista hacer un pan jejeje!! Las fotos son preciosas :)
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Nenita, que el verano está a la vuelta de la esquina, jajaj.
    Me encanta la receta y la puesta en escena es fantástica.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Hola que bonito todo Angeles, el cuento, el pan delicioso, con el toque de naranja tiene que estar uhmmmmm.... me llega el olor hasta aqui .... tampoco estamos tan lejos jejej... Belen estará encantada con estos regalos se ve delicioso las fotos preciosas
    !!!! un besin !!!!
    el toque de belen

    ResponderEliminar
  18. Fabulosos panecillos y fabuloso homenaje a una amiga!!! Te quedaron estupendos, tienen que ser una auténtica delicia!!!

    ResponderEliminar
  19. Tienen una pinta deliciosa, cogería más de uno... Besos

    ResponderEliminar
  20. Angeles ,estupendo pan y estupenda historia
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  21. La reina del cuento debe estar muy satisfecha con estos panecillos. Es todo un detallazo y una manera estupenda de celebrar un cumpleaños. Besos.

    ResponderEliminar

Agradezco tu tiempo y tus palabras