sábado, 18 de diciembre de 2010

SCONES




El que actualmente conocemos como “Té de las 5” o “Afternoon tea” no empezó a tomarse como tal hasta principios del siglo XIX. Se dice que una tarde cualquiera de 1830 la séptima Duquesa de Bedford, Anna, pidió que le trajeran a su habitación un poco de té y algún refrigerio ligero. Por aquel entonces en Inglaterra la comida solía servirse muy pronto (incluso más que ahora) y no se volvía a tomar nada hasta la cena, a las 8 o las 9 de la noche (un poco más tarde que en la actualidad). A la duquesa le gustó tanto ese “piscolabis” que decidió repetirlo tarde tras tarde, invitando a sus amistades a que tomaran té junto a ella.







Pasados los años esta inocente merienda ocasional se convirtió en toda una tradición, practicada por la aristocracia y las clases altas, que daban suntuosas y elegantes “fiestas del té”, normalmente entre 3 y 5 de la tarde, acompañando la bebida con algo ligero para picar, algunas pastas y/o sándwiches. En ellas se empleaban carísimos juegos de té de porcelana china y materiales nobles similares. Se acostumbraba a verter un chorrito de leche a temperatura ambiente en la taza antes de servir el té, para evitar que la delicada porcelana se cuarteara si se servía un líquido tan caliente directamente en la taza vacía. Ahí parece estar el origen del típico té con leche inglés. Menos conocido es el “High tea”, algo así cómo una merienda-cena que solían tomar quiénes pertenecían a la clase media y baja tras un duro día de trabajo. Aquí el té se servía acompañado de una comida más sustanciosa que incluía carne o pescado.


El acompañamiento por antonomasia del “Afternoon tea”son los Scones.
Información extraída del blog  Sobre Inglaterra                                                      


4 comentarios:

  1. que buenos y con ese cafecito, besos

    ResponderEliminar
  2. El mundo de los "scones" es infinito, como pasa con el de los "muffins", nunca conoceras todas las recetas que existen. A mi es un dulce que me encanta, y aunque es sosito, lo bueno es que te admite rellenarlo de lo que mas te guste, sea dulce o salado. ¡Los que habre comido yo en mis estancias por tierras anglosajonas! Ver tus "scones" me traen tantos recuerdos de aquellas tierras ...

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Dulce...los scones están buenos pero el cafecito ni te cuento; a mi el té...ni fú ni fá.
    Un besín.

    ResponderEliminar
  4. Yolanda,qué bien que te haya traído recuerdos agradables.
    La de recetas que habré mirado hasta decidirme por una, y han salido ricos; como tú dices con cualquier relleno mejoran;Yo queso fresco para no abusar de las calorías y una mermelada casera..tan ricamente.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Agradezco tu tiempo y tus palabras