jueves, 18 de septiembre de 2014

FABAS CON ALMEJAS




Otro olvido imperdonable.
No andaba por aquí le receta de fabas con almejas, un clásico de la gastronomía asturiana.

Voy a aprovechar el post para hablaros de las fabas frescas que ahora están en época de recolección.Últimamente, los grandes restaurantes de la región están apostando por ellas para elaborar sus platos y es que, si la faba asturiana es deliciosa, la fresca, ya es lo más.Su mantecosidad y casi, la falta de piel,las hacen especiales.
El problema está en conseguirlas:o te las cultivas o se las compras a un productor;la dificultad estriba en que ,recién sacadas de la vaina, hay que congelarlas inmediatamente.
Su cocción se hace a la manera tradicional con la salvedad de que no necesitan remojo previo.


Un poquito más de lectura para quien le interese el tema.

El aprovechamiento tradicional del cultivo de las fabas (Phaseolus vulgaris L.) en Asturias es en semilla seca. Sin embargo, en los últimos años está surgiendo otro tipo de aprovechamiento de este cultivo, como semilla inmadura, en fresco o en verde. Se considera faba fresca cuando la semilla está totalmente desarrollada en la vaina (en tamaño y color) pero todavía no ha comenzado a deshidratarse. Las vainas son de un color amarillo o amarillo/verdoso y están rígidas e hinchadas (Fotografía 1). Las semillas tienen unas dimensiones superiores en un 25% a las de las semillas seca y un contenido en humedad alrededor del 60% de su peso. Esto permite su consumo sin necesidad de remojo previo en agua y evita la imprescindible rehidratación para el cocinado en el caso de las semillas secas. 

                                                                                                                          Fuente:web.serida.org


www.serida.org



Yo las hago así:

Ingredientes

Un cuarto de fabas frescas o, en su defecto, fabas secas remojadas durante toda la noche
Un cuarto de almejas (tipo babosa, si el presupuesto lo permite)
Dos diente de ajo pequeños
Perejil
Aceite
Sal
Vino blanco
Caldo de pescado
Una poco de harina

Preparación de las fabas

Machacamos en el mortero el ajo y el perejil
En una olla rápida calentamos aceite y sofreímos la mitad del ajo y el perejil.
Añadimos las fabas ,la sal y una puntita de harina y rehogamos.
Mojamos con el vino blanco y el caldo de pescado hasta cubrir y cocemos 20 minutos.

Preparación de las almejas

Dejamos las almejas en remojo en agua para que suelten arena.Enjuagamos.
En una sartén sofreímos el resto del ajo y del perejil y añadimos otra puntita de harina.
Añadimos las almejas y un poquito del caldo de pescado.
Tapamos y dejamos que se abran mínimamente.Reservamos.

Terminación del plato

Cuando las fabas estén listas,unimos ambas preparaciones y damos un hervor conjunto de unos 5 minutos.











13 comentarios:

  1. Uma combinação que nunca fiz,
    Mas adorei o aspecto ,,,uma delicia
    bjs

    ResponderEliminar
  2. Angeles , que ricas son , bueno a mi les fabes me gustan con cualquier cosa , te quedaron geniales
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  3. Angeles de imperdonable nada, siempre estamos a tiempo. Lo que pasa que lo de casa lo vamos dejando jajaja. Bueno que sepas que yo me he saltado la lectura, porque con solo mirar desde estoy sentada por la ventana ya me puedo imaginar cocinándolas, las tengo al alcance de la mano........bueno a unos metros jaja.
    Ahhhhhy por cierto yo en el blog las tengo con verdinas, no con las "verdes" como yo las llamo, así que yo también tengo un fallo imperdonable jaja
    Besinos. Un 10 por esos esos platos nuestros

    ResponderEliminar
  4. Un delicioso plato de la cocina asturiana!!!!
    Y con muchas propiedades, imperdonable no probarlas;))
    Besitos!!!

    ResponderEliminar
  5. En Galicia también es un clásico este plato, y la verdad, cada vez que lo hago no levanto cabeza hasta que lo acabo. Es riquísimo, delicioso.

    Besines

    ResponderEliminar
  6. Me encantan las fabes lleven lo que lleven, enhorabuena, sigue así, un beso.
    LAS DELICIAS DE MAYTE

    ResponderEliminar
  7. Deliciosas, yo también suelo prepararlas y si puedo conseguir las frescas es como están mejor, una receta maravillosa y el plato de mariposas me ha encantado, las mariposas me fascinan.
    Un besito enorme.

    ResponderEliminar
  8. Que ricas ,a mi me gustan asi tiernas son tan suaves y con las almejas ,un manjar.besinos

    ResponderEliminar
  9. Si que es imperdonable, esto de privarnos de este recetón, de sus explicaciones y de no hacernos salivar antes con ese plato no puede ser.
    Impresionantes, ya sabes que "mato" por vuestras fabas y más con almejas, son de "otro mundo"
    Besazos.

    ResponderEliminar
  10. hola guapetona esto tiene una pinta de morirse de bueno. Pero aqui no sé que está pasando (Santander hablo) que nos ha empezado a subir el termómetro y llevo sin comer platos calientes ni sé el tiempo, el otro día hemos salido en la tele por ser la ciudad con más calor, insólito jaajaja. Un besazo y espectacular plato.

    ResponderEliminar
  11. Yo siempre las he probado con fabas secas (normal, porque me queda Asturias un poco lejos, jajaja). Y están de escándalo, así que con las frescas tienen que estar para dejar el plato más que reluciente.
    Te copio la receta, a ver si consigo que el "pariente" comprenda que hay vida más allá de la fabada, jajaja (es que a mí me gustan más las fabas con almejas, y no hay manera, jajaja).
    Un besote.

    ResponderEliminar
  12. Sabes? en Galicia también venden las fabas así, frescas. Es más, en algunas pequeñas tiendas están las señoras sacándolas de las vainas. Yo también las congelo nada más comprarlas para poder disfrutar de ellas "a posteriori". Tu receta, como siempre, deliciosa. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Desde luego la pinta del plato es fantástica aunque ya sabes que aquí sería para una sola ración... yo tampoco he tenido la suerte de verlas frescas pero deben de ser lo más.

    un besazo guapa

    ResponderEliminar

Agradezco tu tiempo y tus palabras