jueves, 26 de junio de 2014

TIRAMISÚ

Vaya,vaya,...cosas chocantes  que me he encontrado  buscando el origen del Tiramisú.
  • Nació en los prostíbulos de la región del Véneto; por aquel entonces se les ofrecía a los clientes como si fuera un temtempié.
  • No llevaba mascarpone,solamente huevos batidos con azúcar.
  • El mascarpone ,técnicamente hablando,no es un queso, es una nata a la que se le añaden bacterias.


#-Notas personales: Hay división de opiniones entre los que hacen la receta con huevos y separan las yemas de  las claras ,como yo he hecho, y los que añaden nata a la crema de queso. 
Yo prefiero no añadir nata porque la textura del mascarpone ya es bastante contundente y no veo necesario reforzarla con la nata añadiendo, además, calorías extras.



Ingredientes

Un vaso de café  frío
Tres cucharadas de licor Amaretto di Saronno
Tres huevos (yemas y claras por separado).
100 gr de azúcar
500 gr de queso Mascarpone
Una docena de bizcochos de soletilla anchos
Una cucharadita de esencia de vainilla
Un pellizco de sal.
Unas gotas de limón o vinagre para montar las claras.
Cacao puro para espolvorear al final.



Preparación

 Mezclar el Amaretto con el café, añadirle una cucharadita de azúcar, mover y reservar.
 Glasear el azúcar en el vaso de la Thx bien seco durante 20 segundos, vel. 5-7-9 progresivo.
 Poner la mariposa. Añadir las yemas, la vainilla y la sal. Velocidad 3  hasta que se forme una crema espesa (apróx. 1 minuto)
Añadir el mascarpone y mezclar a velocidad 3 ½durante otro minuto aproximadamente. Retirar la mezcla a un bol grande.
 Lavar el vaso y secarlo muy bien. Con la mariposa, echar las claras, el pellizco de sal y unas gotitas de limón o vinagre y programar 3 minutos, velocidad 4 (hasta que estén bien montadas las claras). Añadirlas a la mezcla del bol con mucho cuidado para que no pierdan volumen.
 Emborrachar los bizcochos de soletilla en el molde o fuente donde se vaya a elaborar el tiramisú con la mezcla de café y licor .
Extender una capa de la crema hasta cubrir toda la superficie
 Sobre la anterior colocar otra lámina de bizcocho y empaparlo con café y Amaretto.
 Poner otra capa de crema .
 Meter en la nevera y dejar enfriar (mejor de un día para otro).
Espolvorear la superficie con una capa de cacao puro con ayuda de un colador.
Adornar al gusto.