sábado, 13 de marzo de 2010

LARPEIRA






Hay lugares especiales para perderse y éste es uno de ellos.La Ribeira Sacra formada por el río Sil, sus impresionantes cañones , los abundantes monasterios que ,literalmente, se esconden y las viñas que producen unos vinos de gran calidad .

Fueron los antiguos romanos,siempre tan espabilados, los primeros en descubrir estas tierras y empezar a plantar viñas; con el paso de los siglos el territorio quedó despoblado y sólo quedaban viñas de carácter familiar que se trabajaban para consumo propio.


La Ribeira Sacra la forman las vertientes del Río Sil haciendo frontera en las provincias de Lugo y Orense; desde la primera accedemos por Monforte de Lemos y en la segunda por Castro Caldelas, por ejemplo.Aclararé que la parte lucense es la que poseé la mayor parte de las viñas que hoy se explotan bajo la denominación de origen Ribeira Sacra , con un vino de gran calidad en su mayor parte de uva mencía . Existen en la zona unas cuantas bodegas que ya cuentan con amplio renombre ,no sólo en el mercado nacional, si no que ya empiezan a exportar a Estados Unidos: Abadía da Cova, Regina Viarum,Rectoral de Amandi y Algueira. Esta última está produciendo en la actualidad un vino tinto excelente con mencía además del trabajo ímprobo de recuperar la viña antigua de la zona y elaborar el "Merenzao" , una pequeña producción totalmente artesanal , con la uva pisada y fermentada en barrica de roble .


Es la vertiente orensana en la que podemos disfrutar de la ruta de los monasterios.


Una nueva forma de repoblación empezó, como no , con los monasterios y la donación de tierras por parte de los reyes a los monjes. Son muchos los monasterios que pueblan esta zona y todos dignos de mención. Alguno de ellos como el pequeñísimo de Santa Cristina no tenía acceso de ningún tipo a no ser por el río, (desde la orilla opuesta impresiona encontrártelo minúsculo en medio del cañón vertical del río).




El más antiguo de los monasterios es el de San Pedro de Rocas, excavado en piedra, y en el que se conservan tumbas antropomórficas en el suelo; algunas de ellas son de niños.



El más grande de los monasterios de la zona es del de Santo Estevo. La primera vez que lo visité era una mole en peligro de venirse abajo, hoy es un espléndido Parador de Turismo.




Alojarse aquí es una experiencia única como bien dice el lema de la cadena hotelera.Tienes el lujo de pasearte por sus tres enormes claustros, habitaciones, salones y estancias ...y si te pierdes en la parte baja encuentras las zonas antiguas como la cocina del monasterio en su estado primitivo que es para morirte.


Tampoco encuentro palabras para describir el mirador sobre los cañones del Sil, absolutamente sobrecogedor.


El paseíto en catamarán por el río Sil es una grata experiencia, eso sí ,en primavera o verano. La visita turística a las principales poblaciones también es obligatoria: Monforte de Lemos y algunos de los pueblos que nos vamos encontrando en la ruta de los monasterios merecen la pena.

LARPEIRA




Y como no me he olvidado de que tengo que poner una recetilla pues ahí va este brioche llamado larpeira que está rico , rico y , como no podía ser menos , es un postre típico de la zona.




MASA:
50 cl de anís
200 cl de leche

100 gr de mantequilla
40 gr de levadura prensada o un sobre de levadura fresca
50 gr de azúcar
2 huevos
1 cucharadita de sal
650 o 700 gr de harina aproximadamente

PARA EL ALMIBAR:
50 cl de anís
50 cl de agua
50 gr de azúcar

PARA LA CREMA PASTELERA
400 cl de leche.
2 huevos.
50 gr. de azúcar
20 gr de maizena
1 pellizco de sal

ELABORACION DEL ALMIBAR
Poner en el vado todos los ingredientes y programar 4 minutos 100º V4.

ELABORACION DE LA CREMA
Poner en el vaso todos los ingredientes 7 minutos 90º V 4.
Dejar enfriar

PREPARACION DE LA MASA
Poner en el vaso la leche, el anís, la mantequilla y el azúcar , programar 2 minutos ,40º V2
Añadir la levadura y los huevos y mezclar 10 segundos en V6
A continuación agregar la harina y la sal. Amasar 20 segundos en .6 y luego 3 minutos en V espiga(verificar si está bien la masa o de lo contrario añadir más harina o líquido si fuera necesario)
Dejar reposar la masa hasta que doble su volumen.
Sacar del vaso y desgasificar.
Darle una forma redonda y aplastada.
Batir 1 huevo para pintar la larpeira y darle unos cortes en forma de rombo con un cuchillo.
Poner azúcar normal en un plato y echar unas gotas de agua par que se humedezca. Espolvorear la larpeira con éste azúcar .
Dejarla hasta que doble su tamaño.
Cuando doble su volumen echarle la crema pastelera sobre los cortes y hornear a 180º unos 20 minutos.
Si se dora mucho por arriba se cubre con papel de aluminio hasta terminar la cocción.
Al salir se rocía con el almíbar reservado.





Fuente: mundorecetas .com con variaciones propias

2 comentarios:

  1. La larpeira tiene una pinta de muerte...
    Y me ha encantado tu paseo por la Ribeira Sacra. Hace casi 20 años hice yo una excursión por allí. Nos acompañó el tiempo, y la verdad es que fue un viaje maravilloso. Gracias por recordármelo.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  2. Morguix creo que es hora de que repitas el viaje, ahora está todo mucho más bonito y cuidado.
    La larpeira está bien pero ninguna me ha vuelto a salir como la primera que hice...la suerte del principiante.Besos.

    ResponderEliminar

Agradezco tu tiempo y tus palabras