jueves, 7 de febrero de 2013

CASADIELLES FRITAS




 Eduardo Méndez Riestra en su libro Cocinar en Asturias escribe lo siguiente:

"La casadiella típica asturiana parece ser la frita en sartén.El gusto actual, no obstante,la prefiere de horno por resultar más fina y digestiva,lo que se nos antoja por un lado menos típico,pero por el otro más sensato."

Dos recetas, pues, para este dulce típico de carnaval a medio camino entre una empanadillas y un dulce de sartén.
Son distintas formas de elaborar las masas si elegimos freir u hornear las casadiellas; las fritas llevan una masa más sencilla de hacer y trabajar;por el contrario, las de horno, llevan una masa hojaldrada que no hace falta que explique el trabajo que llevan.




Es la primera vez que las hago y , por este motivo, ypor la falta de tiempo para meterme en el hojaldrado, he optado por la masa frita.Más calorías de aceite pero lo compensamos en que llevan menos mantequilla.

Después de semejante rollazo, que más que nada, lo he escrito para mi, para conocer la diferencia entre ambas , que no la tenía muy clara, os dejo con la receta.
He hecho una mezcla de la receta de Eduardo Méndez Riestra y Mª Luisa García de su libro El arte de cocinar (1ª parte).Ambas son muy muy similares, cambia el tiempo de reposo de la masa y unas pequeñas vueltas de la masa que yo he optado por hacer.




Ingredientes de la masa

Un pocillo de vino blanco (unos 100 ml)
Un pocillo de mantequilla derretida (100 gr. de mantequilla antes de fundir)
Una yema de huevo
Un poquito de sal
Una cucharadita de levadura Royal
Harina (la que admita, lo siento, jaja).Para que no os enfadéis la he pesado y la masa dejó de pegar cuando puse 370 gr.

Ingredientes del relleno

Una copita de anís
Media copita de agua
Media taza de azúcar
Una taza de nueces picadas

Preparación de la masa en thermomix

Derretimos la mantequilla en el microondas unos 30 segundos.
La ponemos en el vaso, añadimos el vino blanco, la sal , la cucharadita de Royal y mezclamos unos segundos.
Con la tapa puesta y a velocidad 2, vamos echando la harina por el bocal poco a poco; cuando esté bien integrada, amasamos 3 minutos a velocidad espiga.

Dejamos reposar en el vaso unos 15 minutos.
Sacamos, estiramos con un rodillo en forma de rectángulo y hacemos pliegues como para el hojaldre dando 3 vueltas.

Dejamos reposar una media hora.
Volvemos a estirar en rectángulo y cortamos porciones más o menos cuadradas de tamaño similar a una placa de canelón a las que vamos poniendo el relleno.
Cerramos.
Freimos y rebazamos en azúcar.

Preparación del relleno

Abrimos las nueces y las separamos.
Las machacamos un poco con el mortero para no encontrar trozos muy grandes en el bocado.
En un recipiente mezclamos las nueces, el anís, el agua y el azúcar.
Mezclamos bien y dejamos reposar para que se empapen bien las nueces y se deshaga el azúcar.